Praga, República Checa

Una insólita escena ocurrió este fin de semana durante la cuarta fecha de Primera División de República Checa, en el partido en que Mlada Boleslav recibió al Sparta de Praga.

Cuando un jugador del Mlada Boleslav se disponía a lanzar un tiro de esquina, una hincha del cuadro visitante decidió levantar su camiseta y mostrar sus pechos para distraer al atleta. La acción sorprendió a todo el estadio, pero no al jugador que no se percató de lo ocurrido.

Aunque la maniobra distractiva no afectó mayormente la jugada, un minuto después el Sparta marcó el 4 a 2 definitivo que los dejó como líderes de la competencia con 10 puntos.