San Pedro Sula, Honduras.

Nacido en el 28 de diciembre del 2003 en Plan de Portillo, Petoa, Santa Bárbara, Marco Tulio Aceituno Mejía ha llamado la atención con sus cuatros goles en el Premundial Sub-20 rumbo a Indonesia 2023 y Juegos Olímpcios de París en 2024.

Muchos no lo conocían antes de brillar con la Selección de Honduras en el clasificatorio, pero el pequeño delantero carga en sus espaldas con un recorrido de muchos años en el fútbol hondureño.

Si bien, debutó en Primera División el pasado 30 de octubre del 2021, el pequeño goleador de la Mini H entrena desde el segundo semestre del 2018 con el primer equipo del Real España tras figurar en las reservas con apenas 14 años.

Ver: Los cruces de cuartos de final del Premundial Sub-20 de Concacaf

Con su poco más de 1,60 metros de altura junto a una corpulencia física bien trabajado a base de gimnasio y con la ayuda de su genética, Aceituno, sin importar el espinoso camino que tuvo que recorrer siendo un cipote en Valle Escondido, Cofradía, ha venido formándose como una promesa del balompié nacional que finalmente está empezando a emerger.

Marco Aceituno ha marcado cuatro goles en lo que va del Premundial Sub-20 de Concacaf.

Tato García lo descubrió y el Potro lo pulió -

La historia del atacante, que ya cuenta con 7 partidos en Liga Nacional donde ha anotado dos goles, se empieza a contar desde hace casi 9 años cuando llegó a las filas de la realeza para ser parte de la U-12, y desde ese momento se dio a conocer como alguien diferente al resto, ya que logró consagrarse como campeón goleador y donde anotó aproximadamente 90 goles en todas sus etapas.

DIEZ lo entrevistó cuando el entrenador uruguayo Martín “Tato” García sorprendió al incluirlo en la sesiones del equipo que había sido campeón dos torneos atrás.

“Vine con 10 años a la categoría U-12, luego me subieron a la U-14 pasé a Especiales (reservas) y el profesor (Tato) me subió a primera. Él me ha dicho que tengo muchas condiciones a pesar de mi corta edad, que me desenvuelvo bien en la cancha, que juego bien. Soy un jugador que voy muy bien arriba, rápido y fuerte en los choques, que es una de mis principales virtudes, así como la velocidad, juego a eso siempre y me desmarco bien en la cancha”, dijo en octubre del 2018 Aceituno, estudiante a distancia del colegio ITEC de Cofradía adonde ha asistido los sábados para recibir clases y así lograr darle prioridad al fútbol.

Y estaba en lo correcto. Aceituno marca bien los espacios que no siempre son vistos por sus compañeros, así como aporta liderazgo, creación de juego y sobre todo, calidad dentro del campo. Su juego aéreo no se queda atrás, sus remates suelen ser potentes y como todo buen delantero, maneja los dos perfiles.

Pasaron los años y Marquito tuvo que esperar para ganarse una oportunidad en el Real España.

En las reservas aurinegras ha sido referente desde el 2017, algo que le llenó el ojo al entrenador mexicano Raúl ‘Potro’ Gutiérrez, que llegó a inicios del año pasado, y decidió apostar por él en un juego ante Motagua en Tegucigalpa donde salió como titular para disputar los primeros 25 minutos y complementar los 540 que exige la Liga Nacional para un jugador menor de 20 años.

Marco Aceituno ha jugado en todas las categorías menores del Real España.

En enero, el estratega de Honduras en aquel entonces, Hernán “Bolillo” Gómez, sorprendió convocándolo para un microciclo de cara a un amistoso que tuvo la Bicolor frente a Colombia.

El delantero finalmente no viajó al juego en Miami porque no contaba con Visa, pero desde entonces quedó en el radar del apasionado fanático hondureño que ya celebró sus goles en el Premundial ante Antigua, Jamaica (2) y Curazao.

Ser un killer en ligas menores ha sido duro para Aceituno, que en muchas ocasiones le tocó agarrar el bus hasta la Gran Ciudad sin acompañantes, solo con los implementos deportivos y con muchos sueños.

“Fueron viajes constantes que tenía, fue difícil ya que todo era a diario, venía muchas veces a entrenar y sin almorzar. Llegaba hasta las 9 de la noche a mi casa y solo llegaba a hacer tareas”, recordó el atacante de 18 años cuando recibió su primer llamado a la Mayor.

Marco Aceituno cuenta con 18 años de edad y es originario del sector de Cofradía.

El pequeño Marco Tulio se ha convertido en la figura de la Sub-20, que se encuentra a un triunfo, ante Panamá el martes, para clasificar al Mundial de Indonesia 2023, y otro más para conseguir el boleto a los Juegos Olímpicos de París 2024.

Ahora es una de los prospectos a futuro del Real España, con el que firmó un nuevo contrato hasta 2027.