San Pedro Sula, Honduras.

Municipal y Olimpia protagonizaron una batalla en el césped del estadio Doroteo Guamuch Flores de Guatemala, con polémica arbitral, expulsados y pelea verbal al final del juego, que terminó 2-2, válido por la ida de los octavos de final de la Liga Concacaf.

Ricardo Jérez, experimentado arquero del Municipal, manifestó que al término de las acciones fue encarado por jugadores del Olimpia. “Cuando pasó la riña dijeron que allá nos van a matar, que vamos a saber qué es jugar en Honduras”.

Y continuó alzando la voz: “Concacaf deberá tomar las cartas en el asunto. Exigir seguridad, porque no debe pasar que algún jugador de nosotros lo agredan o a alguien del cuerpo técnico”.

En el plantel olimpista, las frases del guardameta guatemalteco no cayeron de buena forma a su regreso a Honduras.

LA RESPUESTA DE BENGTSON

Jerry Bengtson, expulsado el jueves, dio su versión y aclaró todo: “Nosotros jugamos al fútbol, no somos gente que hace cosas malas, nos dedicamos a jugar. Ellos están malinterpretando las cosas. Nosotros les dijimos que nos dejaron vivos y que en casa los íbamos a matar, pero hablando en términos futboleros, entonces ellos lo están tomando de otra forma. Nosotros adentro de la cancha decimos ‘bueno, nos dejaron vivos y ahora ellos van a saber qué es jugar en Honduras y ahora los vamos a matar’, pero lo están tomando de otra manera”.

El delantero hondureño considera que las expulsiones afectaron al equipo: “Teníamos dos goles de ventaja pero las expulsiones nos afectaron mucho y ellos agarraron ventaja cuando pasó eso, pero gracias a Dios se quedó 2-2, es un buen resultado y en nuestra casa tenemos que hacer un excelente partido”.

Los dejaron vivos: “Desde que salimos de Honduras íbamos con esa mentalidad, el equipo hizo un gran trabajo y por eso desde los primeros minutos se demostró e íbamos 2-0, y por eso digo que con las expulsiones ellos agarraron más confianza y atacaron más. A nosotros después solo nos tocó defendernos. Lo bueno que nos dejaron vivos y ahora nosotros en nuestra casa tendremos que ser fuertes y definirlo acá”.

Su expulsión: “Son pocas veces que me han expulsado, yo creo que es la segunda, pero fue un error. Uno como capitán siempre tiene que hablar con el árbitro y reclamarle. Lo que le dije fue ‘por qué a nosotros nos sacaste a la primera amarilla y a los otros no les sacas’, le dije eso y me sacó amarilla. En todo el partido anduvo amenzando a todos los jugadores del Olimpia y eso no puede ser”.

Denuncia al árbitro mexicano Marco Ortíz: “Desde que comenzó el partido él estuvo así. Cualquier jugador del Olimpia que se acercaba a él les decía ‘te voy a expulsar, andate de acá’, no puede pasar eso, muy mal del árbitro eso, pero ahora toca definir aquí en la casa”.

Solo piensan en la vuelta: “Pasaron muchas cosas pero nosotros siempre estuvimos enfocados en el partido, gracias a Dios no pasó a más afuera del estadio y nosotros ahora tenemos que pensar en el juego de vuelta y cerrarlo bien acá”.