San Pedro Sula, Honduras.

Tiene 40 años y corre por la banda izquierda como un chico de 20. Javier Portillo inscribió su nombre en los libros de historia del fútbol al lograr su segundo tetracampeonato con la camisa del Olimpia en la Liga Nacional de Honduras.

El lateral zurdo se consagró como titular indiscutible con Pedro Troglio y fue un jugador importante en el equipo merengue para quedar tetracampeón. Lo celebra ‘El Pulgarcito’ a lo grande con dedicatoria especial para los que lo han criticado por su edad.

“Super feliz, hasta cuando ya nos retiremos nos vamos a dar cuenta que fue lo que logramos, son cosas muy importantes. Agradecido con Dios, con todas las personas que me han apoyado, con Osman Madrid, con Rafa Villeda, con el profe Troglio que me trajeron aún con mi edad”, empezó diciendo.

Portillo, en declaraciones a ‘Break Deportivo Radio’, revela caul es el secreto para mantenerse bien físicamente en el fútbol profesional a sus 40 años.

“Llevar una vida ordenada aunque me desarmaron mi hogar, aun así tuvieron el valor de andarme poniendo en mal, que yo era tunante, que el físico no me da. Pero aquí seguimos, vamos a seguir con esta vida que llevamos y Dios dirá hasta donde nos va a dar la oportunidad de seguir corriendo en un terreno de juego que es lo que me gusta”, declaró.

DARDO A LOS CRÍTICOS

A Portillo le preguntaron a quien le dedica el tetracampeonato y contestó. “Para todos esos que han hablado de mi edad que carguen ellos con mi edad, yo me voy a dedicar a hacer mi trabajo. Aguante Olimpia papi, aquí estamos, somos tetracampeones”.

Y prosiguió: “Se lo dedico a todas las personas que han estado a la par mía en los momentos más difíciles y a los que han querido hacerme daño, como dijo Maradona: ´Que me la chupen´”.

A LA PAR DE BUFFON Y DEL ‘LOCO‘ ABREU

Javier Portillo se convirtió en el primer jugador en el fútbol hondureño en lograr un título a los 40 años.

Portillo también aprovechó para desahogarse después de ciertas críticas que tuvo luego de ser separado del Vida de La Ceiba. “Yo donde he estado he mantenido un buen nivel de juego y para eso el secreto es cuidarnos, no andar en fiestas. Me hicieron a un lado porque no salía a beber y a fiestas, pero el fútbol me ha dado demasiado y no me arrepiento, sino no estuviéramos hablando de un segundo tetracampeonato”.

Rodeado de un grupo de jóvenes en la plantilla merengue, el orgullo de Morolica, Francisco Morazán, sumó un título más con mayor experiencia y es el más longevo en conquistarlo en el país.

“Hasta que Dios lo decida, tenemos todas las ganas del mundo, no tengo lesiones graves y ahora vamos a celebrar, darle gracias a Dios. Soy el primer jugador de la Liga Nacional que alcanza ser campeón a los 40 años siendo parte importante. Por ahí miré que Buffon, somos pocos en el mundo. Póngame a un lado con Abreu y Buffon ja, ja, ja”.