Seattle, Estados Unidos.

Roberto Moreira se ‘comió’ un gol que hasta su entrenador Diego Vázquez ya estaba celebrando en el encuentro de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones de la Concacaf contra el Seattle Sounders de la MLS.

El delantero paraguayo contó con una oportunidad de oro para poner a ganar al Motagua cuando el marcador estaba 0-0 en el primer tiempo del juego en el estadio Lumen Field.

En el minuto 15, Jonathan Núñez levantó el centro hasta el segundo poste, allí apareció Denil Maldonado para mandar el pase de la muerte.

Así falló Roberto Moreira la única clara que tuvo el Motagua.

El balón le quedó a Moreira, el portero del Seattle regresaba de cubrir en el otro palo y el goleador guaraní tenía todo para marcar, pero su cabezazo lo mandó afuera, rozando el vertical.

Se llevaba las manos a la cabeza Moreira, no lo podía creer ni él ni Diego Vázquez que gritó y celebró con su cuerpo técnico el gol que no fue. Hasta los aficionados motagüenses presentes en el estadio lo gritaron.

Diego Vázquez no podía creer el fallo de Roberto Moreira.

Los comentaristas de la transmisión en ESPN también habían cantado el gol, pero rápido se percataron que el remate de Moreira se había ido afuera del arco local.