Yaundé, Camerún

Una de las grandes estrellas de la Copa Africana de Naciones, el delantero del Liverpool, Mohamed Salah, decepcionó en su estreno en el torneo continental, no pudiendo hacer nada para evitar la derrota de su selección, Egipto, ante Nigeria (1-0).

Las ‘Águilas Verdes’ se mostraron como un equipo mucho más compacto, dominando la posesión de la pelota y más fuertes físicamente que un Egipto en el que Salah se encontró aislado en ataque, sin capacidad para crear peligro.

El extremo del Nantes Moses Simon fue una amenaza constante por el flanco izquierdo y una de sus cabalgadas acabó con un centro que cabeceó Joe Aribo para Kelechi Iheanacho y el delantero del Leicester City, con un precioso remate a la escuadra, envió la pelota a la red para lograr a la postre único tanto del partido (30).

Kelechi Iheanacho con un zurdazo le dio la victoria a Nigeria ante Egipto.

Los ‘Faraones’ egipcios, siete veces campeones continentales, no pudieron librarse del control nigeriano hasta el tramo final del partido y al fin apareció Salah, en un mano a mano con Maduka Okoye del que salió vencedor el portero (71).

El equipo que dirige ahora el portugués Carlos Queiroz sumaron así una nueva decepción en un torneo en el que no han destacado en las cuatro últimas ediciones, todas las celebradas desde su ultima victoria en 2010.

Nigeria, en cambio, ha sido la selección, de entre las candidatas al título que han jugado hasta ahora, la que mejor impresión ha causado.

En el otro encuentro del grupo D, Sudán y Guinea Bisáu empataron sin goles.

Otra de las favoritas, Argelia, se estrenó en el torneo con un pobre empate sin goles ante Sierra Leona (0-0), una modesta selección que dio una clase maestra de cómo jugar con una defensa organizada y que incluso dominó en la primera parte, cuando contó con las dos mejores ocasiones de gol (Alhadji Kamara en el 5 y Umaru Bangura en el 23).

Los vigentes campeones continentales no reaccionaron hasta la segunda parte, con un pase de su estrella Riyad Mahrez para Yacine Brahimi que cortó in extremis el portero Mohamed Kamara (52), apenas cuatro minutos después de que se salvara por un fuera de juego de haber encajado el primer tanto.