Desvelan los planes de la Superliga europea: clubes, grupos y una suma millonaria para cada equipo

En la información que revela The Times citan a Florentino Pérez como pieza clave para la creación de la competición.

La Superliga europea la fundarían 15 equipos.
La Superliga europea la fundarían 15 equipos. /

Londres, Inglaterra.

Una posible Superliga Europea contaría con 15 equipos fundadores, entre ellos tres clubes españoles, a los que se les habría ofrecido hasta 350 millones de euros a cada uno para unirse a la competición, según un borrador desvelado este jueves por el diario británico "The Times".

El documento de 18 páginas desvela que ese hipotético torneo contaría con cinco clubes adicionales que se clasificarían cada año, además de los 15 permanentes. Todos ellos quedarían divididos en dos grupos de diez y jugarían "entre 18 y 23 partidos europeos" por temporada.

El reparto por países no se desglosó como tal en el borrador de la Superliga, pero se prevé que tenga en cuenta "el interés del mercado televisivo global", por lo que daría cabida a los "seis grandes" de Inglaterra, junto a tres clubes de España e Italia, dos de Alemania y uno de Francia.

Tampoco se ha hecho público por el momento el nombre de los posibles socios permanentes de esta elitista liga, pero una fuente aseguró a "The Times" que tanto Manchester United, como Liverpool, Real Madrid y AC Milan "han estado involucrados en los planes" de creación de una Superliga que sustituya a la Champions League de la UEFA.

Superliga Europea0(800x600)
Estos serían los equipos que conformarían la Superliga europea.

Aunque no desvela el nombre del resto de clubes, sí dice que "el plan, basado en el interés del mercado televisivo global, sería para seis de Inglaterra, presumiblemente el Big Six (Liverpool, Manchester United, Manchester City, Arsenal, Chelsea y Tottenham), más tres de España, tres de Italia, dos de Alemania y uno de Francia".

El dossier también indica que el banco de inversión JP Morgan Chase "está en conversaciones" para financiar este proyecto, en el que cada club contaría con una "subvención infraestructural" de 3.500 millones de euros para invertir, en "estadios, instalaciones de entrenamiento o para reemplazar los ingresos perdidos" por la covid-19.

Este fondo inicial, según indicó el diario británico, "se basa en los ingresos proyectados que recibiría por derechos de transmisión y patrocinio", que calificó de "enormes" en comparación con otros clubes en Europa.

Un 32,5 % del bote se repartiría "equitativamente" entre los 15 clubes fundadores y otro 32,5 % entre todos los 20 participantes de la Superliga, incluidos los cinco clasificados anuales.

Un 20 % sería "dinero por mérito", distribuido según el lugar en el que los clubes terminen la competición, tal y como hace la Premier League; mientras que el 15 % restante sería una "participación comercial".

La aparición de este documento hizo saltar las alarmas de las autoridades del fútbol europeo, entre ellos, el presidente de las Ligas Europeas, Lars-Christer Olsson, que aseguró a "The Times" que es una "amenaza significativa" ya que "conduciría a una Superliga europea cerrada para un número limitado de clubes" como en Norteamérica.

También FIFA, UEFA y las otras cinco confederaciones continentales movieron ficha con una dura declaración conjunta en la que se advirtió que esta Superliga no sería "reconocida" y que "cualquier jugador involucrado" en ella "no podrá participar en ninguna competición organizada por la FIFA o su respectiva confederación.

El comunicado también se publicó tras la reunión mantenida esta semana entre el presidente de la Asociación de Clubes Europeos y de la Juventus, Andrea Agnelli, y el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, que se indica ya explicó a la FIFA en 2019 sus planes de crear una Superliga Europea y parece seguir adelante con la idea.

Florentino Pérez y el Real Madrid estarían en la vanguardia de ese acuerdo para sacar adelante la Superliga, como ya avisó el presidente blanco en la última asamblea: "Hay que innovar, buscar fómulas para que el fútbol siga siendo atractivo. El Real Madrid estuvo en la fundación de la FIFA, en el de la Copa de Europa... La reforma del fútbol no debe esperar. Hay que cambiar. Los grandes de Europa tienen millones de aficionados y no hay que darles la espalda".

La Prensa