La Liga pide jugar el Clásico en Madrid por tensiones en Cataluña

Citan el artículo 188 de esta normativa sobre "Alteración de las competiciones y de los periodos de inscripción".

El clásico corre riesgo en Barcelona. Foto de archivo.
El clásico corre riesgo en Barcelona. Foto de archivo.

Madrid.

La Comisión Antiviolencia decidió este miércoles declarar de alto riesgo el Clásico que enfrentará el sábado 26 de octubre a Barcelona y Real Madrid, que LaLiga ha pedido a la Federación Española de Fútbol (RFEF) que se juegue en el Santiago Bernabéu en lugar de en el Camp Nou.

El ministerio del Interior anunció la declaración de alto riesgo del choque y LaLiga confirmó a EFE que hoy ha cursado al Comité de Competición de la RFEF el cambio de escenario del encuentro, por "caso de fuerza mayor", en base al Reglamento General de este organismo.

El artículo 188 de esta normativa sobre "Alteración de las competiciones y de los periodos de inscripción" indica que "en caso de fuerza mayor o circunstancias excepcionales, la RFEF podrá suspender total o parcialmente las competiciones, así como prorrogar o reducir los períodos de inscripciones, en coordinación, en su caso, con la Liga Nacional de Fútbol Profesional, cuando así resulte legalmente oportuno.

LEA: Neymar estará un mes de baja tras lesionarse con Brasil

También el artículo 240 establece que la RFEF "tiene la facultad de suspender cualquier encuentro cuando prevea la imposibilidad de celebrarlo por causas excepcionales".

14f194b34cf92695db565c975f86509cdbb7877ew(800x600)
Vista general del Estadio Santiago Bernabéu. EFE/Juan Carlos Hidalgo/Archivo.

LaLiga, que fijó el pasado 25 de septiembre el horario de las 13.00 para el encuentro, remitió este miércoles su petición al Comité de Competición, que puede estudiarla hoy mismo ante los actos de protesta que se suceden desde hace tres días en las calles de varias ciudades de Cataluña después de conocerse la sentencia del "procés".

Anoche el Gobierno en funciones se comprometió en un comunicado garantizar la seguridad en Cataluña ante un movimiento "coordinado por grupos que utilizan la violencia en la calle para romper la convivencia en Cataluña". EFE