Más noticias

La súper oferta que el Real Madrid ha realizado por el fichaje de Neymar

Florentino Pérez está dispuesto a lanzar la casa por la ventana para fichar al brasileño.

El gran deseo de Florentino Pérez es ver a Neymar vestido con la camiseta del Real Madrid.

Madrid, España.

El Real Madrid ha entrado fuerte en la pelea en el mercado de fichajes por hacerse con los servicios de Neymar. Y es que Florentino Pérez está dispuesto a tirar la casa por la ventana para darle a Zinedine Zidane otro galáctico tras la llegada de Eden Hazard.

El presidente del club madridista sueña con cumplir uno de sus grandes anhelos: que Neymar se vista de blanco. Florentino siempre ha sentido especial predilección por el brasile;o, al que ya intentó fichar en 2013, pero entonces Ney terminó firmando por Barça a última hora, aprovechando incluso la revisión médica que había pasado para el equipo merengue.

El diario catalán Mundo Deportivo publica este jueves una información que ya está dando mucho de qué hablar en el mundo del fútbol. El citado medio asegura que el Real Madrid ya ha hecho llegar al París Saint Germain una mega oferta por Neymar.

El club blanco está dispuesto a gastar 130 millones de euros e incluir en la operación a uno de sus jugadores descartados, bien sea Gareth Bale, que no entra en los planes de Zinedine Zidane, o James Rodríguez, que estas dos últimas temporadas ha jugado como cedido en el Bayern Múnich, equipo que tampoco ha ejercido la opción de compra que tenía sobre el colombiano.

"Pese a que Zidane es más partidario de reforzar el centro del campo con Pogba, Florentino considera que Neymar sería un fichaje estratégico para el Madrid, no solo a nivel deportivo, sino también por todo lo que reportaría a nivel de márketing y de venta de camisetas", agrega Mundo Deportivo.

EL SALARIO DE NEYMAR

Mundo Deportivo también informa que Florentino Pérez le ofrecería a Neymar un salario cercano al que gana en el PSG. No llegaría a los 36 millones de euros netos de ahora, pero sí estaría dispuesto a pagarle 30 millones, un salario tampoco nada despreciable, y al que nunca llegaría el Barça.

Del otro lado, el Barcelona quiere tener a Neymar de vuelta y también cuenta con opciones de intercambio para tratar de convencer al dueño del PSG, Nasser Al-Khelaïfi. Jugadores como Philippe Coutinho, al que el PSG ya trató de fichar antes de que aterrizara en el Barça, o Ousmane Dembélé, quien tiene una gran sintonía con Mbappé y el técnico Thomas Tuchel (con el que trabajó en Dortmund), podrían entrar en la operación por Neymar.

¿CUÁNTO QUIERE EL PSG?

El París Saint-Germain no dejará marchar a Neymar por menos de 300 millones de euros (339 millones de dólares), señaló este jueves el diario francés "Le Parisien", para el que la cifra fijada hace "casi imposible" su traspaso.

Al número 10 del club de la capital francesa todavía le quedan tres temporadas de contrato y si recibiera una oferta por ese dinero su traspaso sería de nuevo el más caro de todos los tiempos, por encima de los 222 millones que el PSG pagó por él en 2017 o los 180 millones desembolsados por Mbappé.

"Le Parisien" -considerado uno de los medios con mayor acceso a los entresijos del PSG- destacó que al poner el listón tan alto el club parisino abre y al mismo tiempo cierra su puerta de salida.

"Para evitar desembolsar 300 millones, los clubes podrían plantearse incluir jugadores en esa transacción", dice el rotativo, que se hace eco de los rumores que circulan sobre la posibilidad de que el Barcelona se despidiera de Umtiti, Rakitic y Dembelé o de que el Real Madrid pusiera sobre la mesa a Casemiro.

La decisión de escuchar ofertas por Neymar, según la prensa francesa, se ha tomado tanto en París como en Doha, por los dueños cataríes del club.

Su difusión coincidió con la publicación esta semana de una entrevista del presidente del PSG, Nasser al Khelaifi, en la revista "France Football", en la que destacó que esta temporada no permitirá "comportamientos de estrellas" en el vestuario parisino.

Neymar, igual que el resto, debe convencerle de que desea estar totalmente implicado con el PSG, agregó el dirigente: "Nadie le obligó a firmar aquí. Nadie le empujó. Vino con pleno conocimiento de causa para sumarse a un proyecto".