Más noticias

Aparece novia secreta de Emiliano Sala: “Fueron momentos angustiantes”

"¡Te amo y siempre te amaré!", dice parte del mensaje con el que Luiza Ungerer le dijo adiós a su amado.

Emiliano Sala junto a su novia Luiza Ungerer.
Emiliano Sala junto a su novia Luiza Ungerer.

Nantes, Francia

Después de conocerse que el cuerpo hallado dentro del avión era el de Emiliano Sala, Luiza Ungerer, la novia brasileña del futbolista, sintió un inmenso dolor en su corazón.

Luiza Ungerer dijo a O Globo que “estaba muy contento” de jugar en el Cardiff City. “Era su sueño, jugar la Premier League, el mejor campeonato del mundo”.

La joven había llegado a Francia con la ilusión de ser jugadora de voley profesional. perteneció al equipo de Nantes, donde conoció a Sala previo a la tragedia. Allí empezó a salir con el goleador del equipo de fútbol de su misma ciudad.

Pese a no vivir más en Nantes luego de ser transferida al Béziers Angels, el campeón defensor de la liga francesa, la líbero brasileña se mantuvo en contacto con Sala.

Luiza mantenía intacta la ilusión de que Emiliano apareciera con vida. "Siempre he esperado, porque en esas horas tenés que hacerlo. Hasta el momento en que anunciaron que habían encontrado un cuerpo yo tenía ilusiones. Pero al mismo tiempo, pensé: 'Espero que sea así'", contó.

"Fue mucha la angustia de no saber dónde estaba el avión, y de no saber lo que iba a suceder. Las búsquedas no deberían haber parado. Todos los días fueron angustiantes", cuenta la jugadora.

Te amo y siempre te amaré!", dice parte del mensaje con el que la bella brasileña de 31 años le dijo adiós Ungerer a su amado en Instagram.

"Como siempre me decías: ¡Gracias por ser como tú eres! Y en el caso de que se trate de una persona, ¡Gracias! ¡Te amo y siempre te amaré! ¡Conviértete en uno de mis favoritos! "Hasta la victoria siempre", comentó en la descripción de una foto en la que aparece junto a su amado.

"Lo que yo quería era que volviera, pero de ninguna manera. Hay mucha gente que sólo me pregunta cosas horribles sobre el accidente. Es realmente muy difícil", agregó la brasileña Ungerer.