18/04/2024
04:47 PM

Stellantis, General Motors y Ford renuncian a anunciarse en el Super Bowl

  • 06 enero 2024 /

Ninguno de los tres principales fabricantes de automóviles estadounidenses, como Stellantis, General Motors y Ford, participarán en el evento televisivo que tradicionalmente ha sido el más codiciado por las empresas, el Super Bowl

WASHINGTON. Stellantis anunció este viernes que no se anunciará este año en la final del fútbol estadounidense, el Super Bowl, por lo que ninguno de los tres principales fabricantes de automóviles estadounidenses participará en el evento televisivo que tradicionalmente ha sido el más codiciado por las empresas.

General Motors (GM) y Ford, los dos principales fabricantes estadounidenses de automóviles, ya habían dicho con antelación que tampoco se anunciarán durante la retransmisión del espectáculo deportivo.

Stellantis, que posee las marcas Jeep, Dodge, Chrysler y Ram, justificó la decisión en un comunicado en el que explicó que la situación del mercado del automóvil en Estados Unidos es actualmente “difícil”.

“Estamos evaluando nuestras necesidades empresariales y tomaremos las decisiones apropiadas para proteger nuestras operaciones en Norteamérica”, añadió la compañía.

El miércoles Stellantis reveló que sus ventas en Estados Unidos cayeron un 1 % en 2023 y se redujeron a 1,5 millones de vehículos.

La caída ha supuesto que por primera vez en la historia, el grupo formado por Jeep, Dodge, Chrysler y Ram fue superado en ventas por el conglomerado surcoreano Hyundai-Kia, que se ha convertido así en el cuarto fabricante por volumen de demanda del mercado estadounidense.

LEA AQUÍ: Los autos autónomos llegarán pronto a las carreteras británicas

En 2023, un anuncio de 30 segundos costó una media de siete millones de dólares, medio millón de dólares más que en 2022 y 1,5 millones más que en 2021.

La final del fútbol estadounidense se ha convertido en el principal escaparate publicitario para las principales marcas de consumo del mundo gracias a que el espectáculo deportivo genera uno de los más elevados niveles de espectadores televisivos del país.

Empresas como Coca-Cola, Apple, Budweiser o Disney han estrenado durante la Super Bowl algunos de los anuncios de más impacto de la televisión estadounidense.

La retirada del Super Bowl no es la única decisión de Stellantis para recortar gastos. El jueves, también anunció de forma inesperada que no participará en el Salón del Automóvil de Chicago, uno de los más importantes del país y que se celebra en febrero.

El fabricante también señaló que decidirá caso por caso en que salones del automóvil participa este año en Estados Unidos.

De momento, Stellantis ha decidido mantener su presencia en el Salón Internacional del Automóvil de Nueva York, que se celebra en marzo.

Este año se cumplen 100 años desde que el primer vehículo de Chrysler, durante décadas una de las marcas más importantes de Estados Unidos, presentó su primer modelo, el B70, en la feria del automóvil de Nueva York.