23/04/2024
09:26 AM

¿Cómo identificar fallas en las bujías de su carro?

Problemas en el arranque, marcha irregular y aumento en el consumo de combustible son señales comunes de que las bujías del carro están fallando

REDACCIÓN. Si su vehículo da tirones al circular, tiene un ralentí inestable, muestra dificultad a la hora de arrancar y pierde potencia en el trayecto, probablemente deba revisar cuanto antes las bujías.

Se trata de componentes esenciales del sistema de encendido del motor. Su función principal es proporcionar la chispa eléctrica que enciende la mezcla de aire y combustible en la cámara de combustión. Si no estuvieran, el motor no podría arrancar ni funcionar correctamente.

Estas se encuentran en los cilindros del motor y cada una de ellas está diseñada para soportar altas temperaturas y presiones, y deben ser reemplazadas periódicamente según el kilometraje y las recomendaciones del fabricante. Su diseño varía según el tipo de motor y las especificaciones del vehículo.

LEA AQUÍ: Cómo puede desempañar su visión al viajar en carro

Por otra parte, existen varios tipos de bujías disponibles en el mercado. A diferencia de las convencionales, las de platino y de iridio son más duraderas y ofrecen una mejor conductividad eléctrica, lo que puede mejorar el rendimiento del motor y reducir las emisiones. Sin embargo, también son más costosas.

Si no hay recomendación expresa en el manual del vehículo, la inspección del estado de las bujías debe realizarse cada 10 mil kilómetros una vez al año. Hágalo solo cuando el motor esté frío, para evitar quemaduras.

Fallas comunes

Dificultad para arrancar: si el motor tarda más de lo habitual en arrancar o no arranca en absoluto, puede ser un signo de que las bujías están fallando y no proporcionan suficiente chispa para encender la mezcla de aire y combustible.

Marcha irregular: si el motor funciona de manera irregular o se detiene mientras lo está conduciendo, puede ser un signo de que las bujías no están funcionando correctamente.

Pérdida de potencia: si el motor parece tener menos potencia de lo habitual y muestra dificultades para acelerar, puede ser un signo de que las bujías no están proporcionando la chispa necesaria para una combustión completa.

Consumo de combustible elevado: las bujías desgastadas o sucias pueden provocar un aumento en el consumo de combustible del vehículo debido a que el motor tiene que trabajar más para compensar la falta de energía producida por las bujías.

Emisiones de escape oscuras o con mal olor: si las bujías no están funcionando correctamente, el motor puede producir emisiones de escape oscuras o con olor, lo que indica que la mezcla de aire y combustible no se está quemando de manera efectiva.

Elección de combustible

Además del mantenimiento preventivo, los conductores pueden evitar problemas y el reemplazo temprano de bujías con especial cuidado en la calidad del combustible utilizado en el automóvil.

Busque siempre gasolineras confiables debido a que la gasolina y el etanol adulterados pueden provocar la carbonización de los electrodos y reducir la vida útil de las bujías.