13/04/2024
12:09 AM

Honda revisará 2,6 millones de carros en EUA por un fallo clave

  • 24 diciembre 2023 /

La marca de origen japonesa, Honda, avisa que hará una revisión en casi 3 millones de carros en Estados Unidos, esto por una falla que podría hacer que el motor deje de funcionar

REDACCIÓN. El fabricante japonés de vehículos Honda anunció una llamada a revisión que afecta a cerca de 2,6 millones de vehículos en Estados Unidos, citando un fallo en la bomba de combustible que podría hacer que el motor deje de funcionar.

Los vehículos llamados a revisión incluyen utilitarios, todoterrenos y camionetas, cuya bomba de combustible podría fallar y de producirse esto en caso de estar conduciendo podría hacer que el vehículo perdiera potencia repentinamente e incluso que se detenga.

Entre los modelos de automóviles se incluye el Accord, el Civic y el Fit, así como el MDX de su marca de lujo Acura, aunque la empresa señala que no ha recibido ningún informe de accidentes relacionados con este defecto, según detalló la agencia japonesa Kyodo.

Imagen alusiva a una bomba de combustible de un vehículo Honda.

En Japón, este error, causado por una bomba producida por la compañía Denso, ha hecho que Honda, Toyota y otras seis compañías hayan llamado a revisión a más de 3,8 millones de vehículos desde marzo de 2020.

Denso, que pertenece al grupo Toyota, vendió este tipo de bomba a otra empresa en 2022 y ya no se encarga de su producción.

La llamada a revisión de Honda se produce poco después de que Toyota hiciera lo mismo con cerca de un millón de vehículos también comercializados en EE.UU., citando un posible defecto en un sensor del sistema del airbag del lado del pasajero delantero.

Los vehículos que han sido llamados a revisión en ese caso incluyen seis modelos de Toyota, entre ellos los Corolla producidos entre 2020 y 2021, el Avalon y el Sienna Hybrid, además de varios modelos de Lexus como el ES y el RX.

Todos estos modelos cuentan con un Sistema de Clasificación de Ocupantes (OCS) en el asiento del pasajero delantero que podrían haber sido fabricados incorrectamente, causando un cortocircuito que no permitiría que el airbag se despliegue correctamente, aumentando el riesgo de lesiones.