Ideas para eliminar los malos olores en casa

Ármate de algunos productos esenciales olorosos y neutros que podrás aplicar en distintas áreas de tu hogar

Si detectas que en algunos rincones de la casa huele mal, no trates de ocultarlo utilizando ambientadores.

Los efluvios se mezclarán y el resultado puede ser nefasto. Es mejor que te centres en localizar el origen del problema y lo elimines de raíz. Después, si quieres, podrás buscar soluciones para aromatizar tu hogar.

Recuerda que para eliminar los olores desagradables lo primero que debes hacer es extremar la limpieza de ciertos puntos claves y utilizar neutralizadores en caso de que sea necesario (como el bicarbonato de sodio).

El exceso de humedad es responsable de ese olor tan desagradable típico de los garajes. Usar un deshumificador para mantener el nivel de humedad en tu hogar por debajo del 50%.

Trata una mancha de moho rociando sobre ella vinagre sin diluir o la mezcla de una cucharadita de aceite de árbol de té con una taza de agua. Ten siempre en el garaje un contenedor abierto de la arena que venden para la caja de los gatos. Esta arena (cat litter) contiene arcilla y gel de sílice. Ambos componentes absorben la humedad y se usan para controlar olores.

Manteles
Elimina el mal olor mezclando bicarbonato de sodio y agua. Ponla en un atomizador y rocíala en las zonas donde notes mal olor.

Armario
Es buena idea colocar saquitos de tela con flores secas de lavanda en los cajones y colgadas de la barra de la ropa.

Bote de basura
Friégalo con agua y jabón y, si huele muy mal, espolvoréalo con sal, añade agua fría y lávalo. Un truco: coloca en el fondo un poco de bicarbonato para neutralizar posibles efluvios desagradables.

Mascotas
Ten una botella de espray con una mezcla en partes iguales de agua y vinagre blanco con un par de cucharadas de bicarbonato. Rocía rápido sobre cualquier “accidente” y seca con paño seco.

Olor a comida
Mientras limpias ollas o sartenes, pon a hervir a fuego lento agua con cáscaras de limón y un par de palitos de canela. Antes de acostarte deja en uno de los mesones un plato hondo lleno de vinagre blanco. El vinagre absorberá el olor de un modo natural y efectivo. (Para la limpieza se recomienda usar vinagre blanco simplemente porque es más económico).