Usar guantes desechables en caso de tener enfermos en casa. Jabón, detergente y agua son suficientes para el aseo.

Medidas de limpieza para prevenir el coronavirus

Los expertos recomiendan mantener la casa limpia y en orden para evitar la transmisión de virus y patógenos.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha afirmado que el coronavirus solo se contrae a través de las secreciones que se generan con la tos o el estornudo de una persona enferma, pero conviene adoptar ciertas medidas de higiene en el hogar para no darle cabida al coronavirus ni a otros virus y patógenos.

Se recomienda seguir esta serie de medidas:

1. Limpiar las superficies que más se toquen en casa. Incluye internas y las externas, como las manijas de las puertas, interruptores, puertas de armarios, baños y sanitarios.

2. Usar los artículos de limpieza adecuadamente. No se necesita comprar lo último en desinfectantes, con el típico jabón de hogar y un poco de agua es suficiente; pero si se va a usar algún desinfectante leer con cuidado las instrucciones antes de su uso, ya que no todos actúan o se aplican igual.

Cambiar o lavar con regularidad las esponjas para lavar platos u ollas. Estas es mejor lavarlas con agua caliente y que se sequen bien al aire después de cada uso.

3. No olvidar los aparatos electrónicos. Los celulares son uno de los principales focos de gérmenes y, como tales, conviene limpiarlos a menudo. Lo mismo es con las computadoras portátiles, ratones de ordenador, teclados, teléfonos fijos. Lo mejor es utilizar una toallita impregnada en alcohol, pero agua y jabón (aplicada con cuidado) también sirve.

4. En la cocina, higiene total. Pensemos que en la cocina no solo tenemos que preocuparnos por los gérmenes del exterior, sino también por cómo pueden transmitirse durante el proceso de preparación y manipulación de alimentos. Si hay alguien enfermo en nuestra casa, conviene que cuente con su propio set de utensilios para todas las comidas (o desechables). Limpiar bien la estufa, refrigerador y microondas.

5. Proteger los objetos personales en el baño. Nos referimos a los cepillos de dientes, expuestos a la vista y alcance de todo y todos. Intenta guardarlos en algún sitio y separarlos unos de otros. Trata también de mantener todas las superficies limpias, incluyendo el baño, ducha y el lavabo. Lavar y cambiar con regularidad las toallas y, en caso de tener a una persona enferma en casa, conviene que esta tenga su propia toalla de mano, separada del resto.

6. La ropa en la lavadora, sin sacudirse. Algunos tienen el hábito de sacudir las prendas de ropa antes de meterlas en la lavadora. Es mejor no hacerlo si es posible, pues minimizará el riesgo de dispersión de virus a través del aire. Intenta que el programa elegido en la lavadora sea con agua caliente (si la tuya tiene esa opción y los tejidos que laves lo aplique) y dejar que se sequen completamente.

co-higiene3-130320(800x600)
El sacudir las lámparas de la sala y hasta de la cocina debe incluirse en la rutina de limpieza.
co-higiene2-130320(800x600)
CLAVE. Se le debe dar prioridad al lavado de manos en casa, después de limpiar, comer y usar el sanitario.

Consejos
Evitar tocarse los ojos, nariz o boca (sobre todo en espacios públicos). La limpieza de superficies, en especial si hay una persona enferma en casa, es esencial.

La OMS indica que lavarse las manos con agua, jabón y luego con gel antibacterial contribuye con la higiene correcta de las manos.

Usar guantes desechables en caso de tener enfermos en casa. Jabón, detergente y agua son suficientes para el aseo.