Más noticias

Pequeño refugio de lujo en Valle de Bravo

Un refugio para olvidar cualquier preocupación a poco más de dos horas de la Ciudad de México

México.

Algo de viento roza la cara, desde las ramas de enormes pinos y encinos suena el cántico de decenas de aves que todas las mañanas despiertan a los huéspedes.

En medio del bosque, ahí donde toda preocupación citadina desaparece, se halla el Hotel Rodavento.
A 20 minutos en automóvil del centro de Valle de Bravo, México, este refugio fascina apenas un par de pasos más allá de su recepción: posee un pequeño lago que, coquetamente, colinda con una piscina y un jacuzzi.

$!Foto: La Prensa

Justo ahí se vio, hace algunos meses, a Melanie Griffith tomar el sol antes de asistir a la boda de Eva
Longoria con José Bastón. Varios de los invitados al enlace, como Mario López y su esposa, así como familiares de la actriz se hospedaron en este sitio.

No resulta extraña la elección. Rodaviento tiene 15 hectáreas de bosque para caminar, cabalgar o andar en bici en un entorno de silencio y tranquilidad.

$!Foto: La Prensa

Hay quienes prefieren hacer kayak o paddle surf en el lago y después relajarse en las cálidas aguas
del jacuzzi al atardecer. Si se desea una relajación total, el spa Rodavento Wellness ofrece masajes holísticos y exfoliaciones con bambú.

El hotel cuenta con 28 habitaciones tipo cabaña, todas ellas con chimenea y terrazas con vista al bosque. Amanecer aquí significa olvidarse de todo.

$!Foto: La Prensa