18/06/2024
12:30 AM

Demandan ley de Iowa que permite arrestar y expulsar a inmigrantes

La nueva ley antiinmigratoria permite el arresto de indocumentados previamente deportados.

Iowa, Estados Unidos.

Grupos de derechos civiles presentaron este jueves una demanda federal para bloquear una reciente ley antiinmigrante de Iowa que permite a la Policía de ese estado arrestar a indocumentados a los que se les haya negado el ingreso a Estados Unidos o deportados previamente.

La querella legal contra la SF 2340 argumenta que la medida estatal entra en conflicto con la ley federal existente y “tendrá una serie de consecuencias dramáticas para los habitantes de Iowa”, según dijeron los demandantes en un comunicado.

También argumenta que la ley crea nuevos delitos para cualquier persona en Iowa, incluido un niño, que haya reingresado al país después de ser deportado, incluso si está autorizado para permanecer en los EEUU.

La demanda, presentada por el Consejo Estadounidense de Inmigración (AIC) y la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) en nombre del Movimiento Migrante por la Justicia de Iowa y los inmigrantes a los que ayuda la organización, solicita a la corte un bloqueo a la implementación de la medida.

La ley, que se espera entre en vigencia el 1 de julio, permitiría el arresto de inmigrantes que han sido deportados del país o se les ha negado el ingreso y obligaría a la Policía de ese estado a verificar que los extranjeros sean expulsados nuevamente de EEUU.

Kate Melloy Goettel, director jurídico del AIC, advirtió que según la SF 2340, incluso si una persona ahora tiene un estatus migratorio legal, podría ser arrestada y deportada si previamente fue expulsada del país. “Es una ley que no tiene absolutamente ningún sentido y es claramente inconstitucional”, subrayó.

Los activistas calificaron a la media como una de las “peores” leyes estatales contra los inmigrantes en el país.”Esta fea ley es profundamente dañina para las familias y comunidades “, dijo la directora legal de la ACLU de Iowa, Rita Bettis Austen.

La abogada advirtió que inmigrantes a los que se les concedió asilo o visas especiales otorgadas a sobrevivientes de violencia doméstica u otros crímenes podrían ser objetivo de la medida.

Con la aprobación de la medida estatal SF 2340, Iowa se unió a otros estados republicanos como Texas y Florida que han emitido leyes contra la inmigración indocumentada.

La gobernadora de Iowa, la republicana Kim Reynolds, defendió la ley cuando la firmó en abril pasado y arremetió contra la Casa Blanca.

“Quienes entran ilegalmente a nuestro país han infringido la ley, pero Biden se niega a deportarlos. Esta ley otorga a las autoridades de Iowa el poder de hacer lo que él no está dispuesto a hacer: hacer cumplir las leyes de inmigración que ya están vigentes”, dijo la republicana.

Reynolds hace parte de los gobernadores que han respaldado a su homólogo de Texas, el republicano Greg Abbott, en su desafío a la Administración demócrata, y desplegó soldados de la Guardia Nacional de Iowa y policías del Departamento de Seguridad Pública del estado en la frontera de EEUU con México. EFE