17/05/2024
12:20 AM

Crucial nombramiento de área protegida en la Aldea de Suyapa

El Refugio de Vida Silvestre Suyapa Luis Hernán Baca Valladares “Mero” es el nuevo santuario que se une a la lista de Patrimonio Natural

Tegucigalpa, Honduras.

Gracias a la lucha de los voluntarios del Comité Ecológico de la Aldea de Suyapa (COEAS), con más de 40 años dedicados a la conservación de la zona, se ha nombrado como Refugio de Vida Silvestre Suyapa Luis Hernán Baca Valladares “Mero”.

Este logro también es parte del compromiso del Gobierno de la presidenta Xiomara Castro con la protección y cuidado del medio ambiente, a través del Instituto de Conservación Forestal (ICF) como administrador de las áreas protegidas. “En el ICF realizamos los estudios del valor ecológico y social del área para la declaración de áreas protegidas, según los artículos del 326 al 339 del reglamento de la Ley Forestal Áreas Protegidas y Vida Silvestre” explica el director del ICF, Luis Soliz.

Con el apoyo de la Comisión de Ambiente y Cambio Climático del Congreso Nacional de Honduras, el nombramiento se realizó con una votación por totalidad de los diputados en el Congreso Nacional. También formó parte del proceso, el gobierno municipal del Distrito Central, con el estudio socioeconómico de la zona, que ahora es parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas de Honduras (SINAPH).

Es el área protegida número 70, que desde hace 37 años no se declaraba una en el Distrito Central. La aldea de Suyapa ahora cuenta con las categorías: patrimonio histórico, cultural, moral y religioso y ahora patrimonio natural con la declaratoria del refugio.

Hay más de 30 especies de animales en le refugio que están dentro de la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Conservación y valor. El COEAS ha realizado reforestación, patrullajes, combate contra incendios y vigilancia, de la zona. “El trabajo de protección y lucha incansable que ha realizado el COEAS, junto a muchas personas, organizaciones internacionales, la secretaria de Recursos Naturales y Ambiente (Serna), Congreso Nacional y e ICF, concretizaron el nombramiento de Refugio de Vida Silvestre Luis Hernán Baca ‘Mero” enfatiza Tania Erazo de COEAS.

El refugio lleva el nombre de Luis Hernán Baca “Mero”, quien fue uno de los cofundadores del comité y más grande defensor de la única fuente de agua de la Aldea Suyapa. Lamentablemente no pudo ver su sueño hecho realidad, ya que murió el pasa do 10 de enero.

“El refugio es parte de la subcuenca de Río Tatumbla, que abastece de agua a varias colonias de la capital. “Existen varias microcuencas, que abastecen a más de 5,000 mil personas en la capital, tenemos bosques mixtos de roble y pino que producen oxígeno” confirma Erazo del comité.

Biodiversidad, protección e investigación. El Refugio de Vida Silvestre Suyapa Luis Hernán Baca Valladares “Mero” tiene un área de 5,107 hectáreas, de las cuales, 3,943 hectáreas pertenecen al Distrito Central, 840 a Santa Lucía; 320 a San Antonio de Oriente y 4 hectáreas a Valle de Ángeles. El refugio alberga una biodiversidad sorprendente.

“Se han registrado 182 especies de plantas con 172 nativas, 143 especies de aves residentes y migratorias, muchas en peligro crítico de extinción. También se han encontrado 13 especies de mamíferos como el venado cola blanca, zorra gris y uno de los cinco felinos de Honduras, el yaguarundi” según Soliz.

Avistamiento del yaguarundi, también conocido como onza.

El ICF y el comité de COEAS, realizan actividades de prevención, al iniciar la temporada de incendios con la conformación de cuadrillas, capacitación de personal para combate de incendios y rondas. Ahora enfocarán mayores esfuerzos de gestión, protección, conservación y restauración del área. “Pronto se iniciará con el plan de manejo del área protegida. El plan también contendrá la zonificación y normativa de lo que se permite y lo que no se permite dentro del área protegida, mediante un proceso participativo” confirma el ICF. “

Ahora tenemos el co-manejo de la zona que es administrado por el ICF, además con la ayuda de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) se continua en la investigación de flora y fauna, agua, suelo y todo lo que enriquezca el conocimiento de este valioso patrimonio natural” nos explica Tania Erazo.