20/05/2024
02:16 PM

Inteligencia artificial en Honduras: ¿ya se aplica en el país?

Descubre cómo la inteligencia artificial está moldeando el futuro de Honduras.

San Pedro Sula, Honduras.

La inteligencia artificial (IA) desempeña un papel cada vez más crucial en el mundo contemporáneo, y su impacto abarca diversas áreas. Aunque a paso lento y con todas las desventajas de un país en vías de desarrollo y con avances tecnológicos a cuentagotas,

Honduras también se incluye en la oleada global de naciones que desean y, que más que eso, deben adoptarla para evitar el rezago.

La nueva era de la Inteligencia Artificial en Honduras

El país y sus sistemas tienen la oportunidad de potenciar con la inteligencia artificial áreas como la automatización de procesos de trabajo en la industria, el comercio y manufactura. Algo que decenas de países ya emplean y otros, no tan lejanos, emplearán pronto.

Gobierno debe preparar a Honduras para la Inteligencia Artificial

El objetivo de los impulsores es reducir costos, aunque el debate, en ese punto, sea si estos procesos acabarán con la mano de obra humana. Sin embargo, son más las aseveraciones que distan de precisión sobre los casos que las certezas.

Rezago

Honduras está entre los diez países de América Latina y el Caribe que no han creado condiciones para adoptar, gestionar y desarrollar la Inteligencia Artificial (IA). En el índice de 2021, Honduras figuró en la posición 115 (34.91) entre 160 países.

Honduras, por ejemplo, podría potenciar y existen, aunque solo como iniciativas privadas, el análisis de datos en marketing, atención médica y economía.

Los asistentes virtuales en la banca, comercios como supermercados u otros servicios digitales podrían convertirse en permanentes en la vida de los hondureños, aunque la mayoría aún desconozca de la existencia de estos.

Por ejemplo, Alexa o Siri, dos nombres casi comunes para un segmento poblacional joven, como asistentes digitales, pasarían, con la proyección en el país de la inteligencia artificial, a adaptarse en otros rubros o servicios.

También podría darse que, si las proyecciones de la IA en Honduras avanzan, en menos de cinco años sean recurrentes los diagnósticos médicos y la personalización de tratamientos.

La banca global y la local ya emplea, en medidas diversas, la IA para evitar fraudes electrónicos.

Otro ejemplo se emplea en la traducción automática provista por la inteligencia artificial. Esta variante es vista con buenos ojos en el sector turístico hondureño y de servicios, limitado en muchas ocasiones al no contar con personal bilingüe.

ChatGPT y la educación

En los salones de clase de las escuelas, colegios y universidades de Honduras resuene un término: ChatGPT.

Sin embargo, limitarla a solo eso sería impreciso, puesto que ChatGPT ha revolucionado el modo en que los estudiantes abordan la temática, desarrollan sus trabajos y se preparan de cara a las evaluaciones.

¿Por qué? Porque ChatGPT es capaz de responder cualquier cosa si la pregunta es adecuada y, especialmente, específica. Condensa data que internet almacena y entrega al usuario una respuesta o un marco de solución a lo planteado, sin que, en ese momento, interceda otro humano.

De modo que, para que Honduras se encarrile hacia una automatización asistida, por ejemplo, por ChatGPT, que ahora es solo uno de los tantos servicios que ofrecen soluciones similares, necesita que el sistema otorgue herramientas básicas como acceso a internet, computadoras y capacitación tanto para docentes como alumnos.

Perspectiva incierta

La inteligencia artificial es una tecnología que está produciendo una nueva revolución en el mundo y trascenderá lo digital. En Honduras, la IA puede tener un impacto económico significativo, pero también puede ser catastrófico en sectores que son susceptibles a la automatización.

El impacto de la inteligencia artificial podría ser catastrófico en sectores que son susceptibles a la automatización, como la agricultura, los call centers, los alimentos y la construcción. Además, la IA puede desplazar a los trabajadores no cualificados, produciendo mayor desigualdad de ingresos.

Por otro lado, la inteligencia artificial puede tener efectos transformativos en el sector público, pero para eso los algoritmos requieren datos e información de buena calidad más allá de lo que pide una ley de transparencia1.

Desafío

Los desafíos de Honduras para adoptar la inteligencia artificial incluyen varios aspectos clave que son fundamentales para el desarrollo y la implementación efectiva de esta tecnología.

Políticas y regulaciones: Honduras necesita establecer políticas y regulaciones adecuadas que fomenten la adopción de la inteligencia artificial y al mismo tiempo protejan los derechos de los ciudadanos.

Infraestructura de telecomunicaciones: Es crucial invertir en la infraestructura de telecomunicaciones y conectividad, especialmente en las áreas marginadas, para garantizar el acceso universal a la tecnología.

Brecha digital: Reducir la brecha digital es importante para permitir que todas las personas aprovechen los beneficios de la IA. Más del 23% de la población hondureña no tiene acceso a internet, lo que limita su capacidad para utilizar la IA de manera significativa1.

Educación y habilidades: La educación en áreas relacionadas con la tecnología y el desarrollo de habilidades digitales son esenciales para preparar a la fuerza laboral para la economía digital.

Innovación y emprendimiento: Fomentar la innovación y apoyar a los emprendedores en el campo de la IA puede impulsar el desarrollo económico inclusivo y crear nuevas oportunidades de empleo1.

Adopción en el sector privado: Las empresas deben reconocer el valor de la IA y estar dispuestas a invertir en su adopción para mejorar la productividad y la eficiencia.

Conciencia pública: Aumentar la conciencia pública sobre los beneficios y desafíos de la IA puede ayudar a generar un mayor interés y aceptación de esta tecnología.

En resumen, para que Honduras adopte con éxito la inteligencia artificial, se requiere una estrategia integral que aborde estos desafíos y promueva un entorno propicio para la innovación y el crecimiento tecnológico.