Facebook celebrará este año su conferencia F8, pero virtual y sin Zuckerberg

Los analistas tecnológicos esperan que la F8 2021 muestre novedades y herramientas para Facebook.

Mark Zuckerberg. (EFE)
Mark Zuckerberg. (EFE)

San Francisco, Estados Unidos.

Facebook anunció este martes que a diferencia de lo ocurrido en 2020, este año sí celebrará su tradicional conferencia de desarrolladores F8, pero lo hará en formato completamente virtual y sin la presencia de su cofundador y consejero delegado, Mark Zuckerberg.

F8 2021 se concentrará en una sola jornada el 2 de junio -lo habitual en las ediciones anteriores era que la conferencia durase varios días-, estará abierta a desarrolladores de software de todo el mundo y se retransmitirá por "streaming", informó la compañía en su blog corporativo.

Tanto Facebook como Google cancelaron el año pasado sus respectivas conferencias de desarrolladores F8 e I/O a causa de la pandemia de covid-19, y entre las grandes tecnológicas, Apple fue la única que sí mantuvo la suya, aunque en formato virtual.

La firma de Menlo Park (California, EE.UU.) es la primera en confirmar la celebración en 2021 de este tipo de eventos en los que se presentan las últimas novedades en software y que reúnen a miles de programadores de todo el mundo.

Los analistas tecnológicos esperan que la F8 2021 muestre novedades y herramientas para Facebook, Instagram, WhatsApp u Oculus.

Además del formato digital, la otra gran novedad de este año es la ausencia de Zuckerberg, que normalmente era una figura central en este tipo de eventos, pero que este año no intervendrá.

Contenidos de odio

El consejero delegado de la red social ha sido objeto de duras críticas durante el pasado año por parte tanto de políticos como de activistas que le recriminan que Facebook no haga lo suficiente para moderar los contenidos de odio y las informaciones falsas en la red social.

En paralelo, la compañía se enfrenta a dos demandas presentadas en su contra a finales del año pasado por la Comisión Federal del Comercio (FTC, pro sus siglas en inglés) y los fiscales generales de 46 estados y dos territorios de EE.UU. por presuntas prácticas contrarias a la libre competencia.

Ambas demandas se centran en las adquisiciones por parte de la red social de los competidores Instagram en 2012 y WhatsApp en 2014, operaciones que, paradójicamente, fueron aprobadas en su momento por la propia FTC, el mismo ente que ahora se querella contra Facebook.

La Prensa