Tegucigalpa, Honduras.

Autoridades del Ministerio Público de Honduras informaron que participaron este martes en Costa Rica en la captura del supuesto narcotraficante hondureño Wilter Blanco.

Detallan que a través de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) y la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) se detuvo al hondureño pedido en extradición por Estados Unidos.

'La acción de aprehensión contra Blanco la ejecutó la Policía de Control de Drogas (PCD) del hermano país, en la Residencial Belén de Heredia, a 200 metros del Hotel Double Tree, una zona exclusiva con el apoyo permanente de agentes de la ATIC y detectives de la DLCN de Honduras', señalan.

Agregan que las coordinaciones en este caso se vienen ejecutando desde varios meses, en los cuales el Ministerio Público, por medio de la ATIC y DLCN, ha estado recibiendo, analizando, verificando y cruzando información con las autoridades costarricenses sobre los movimientos que hacía Blanco.

'Para esta operación fue necesario en varias ocasiones que agentes y detectives de la ATIC y DLCN de forma respectiva, se movilizaran hasta San José y de esta manera lograr la aprehensión de este hondureño acusado de Lavado de Activos y Narcotráfico'.

Según información de agentes y detectives, Blanco se movilizaba en las ciudades de Limón, Heredia, Alajuela y la zona central de Costa Rica, donde equipos especializados de Honduras a través de sus agencias y la PCD de Costa Rica realizaron las labores de inteligencia para lograr su captura.

Antecedentes

Además, las investigaciones y seguimientos en este caso arroja que Wilter Blanco habría abandonado Honduras de forma clandestina en octubre de este año, después de ser señalado como uno de los principales traficantes de narcóticos a los Estados Unidos de América y tener una orden de captura vigente.

Las autoridade no han confirmado si Blanco Ruiz será llevado desde San José a Estados Unidos o si será trasladado a Honduras.

El supuesto capo logró tener a su servicio un grupo de fiscales del Ministerio Público, jefes, oficiales y agentes de la Policía que le informaban de todos los movimientos y acciones policiales y judiciales que se planificaban en su contra, lo que le permitía evadir el brazo de la justicia y salir airoso de los operativos.

Blanco es un presunto narcotraficante de 39 años señalado como jefe del Cartel del Atlántico o del Cartel de Colón en Honduras y sobre él había una orden de captura por lavado de activos y narcotráfico.

Según informes de inteligencia Blanco comenzó su actividad de narcotráfico alrededor de 1999. El pasado 7 de octubre, Blanco encabezó una lista de siete nombres de personas investigadas por Estados Unidos.

Fue tal el grado de corrupción, que se dio el lujo de financiar la construcción de postas policiales y tener a disposición patrullas de la Policía Nacional que lo escoltaban cada vez que se movilizaba en su zona de influencia en los municipios de la zona atlántica de Honduras.