16/05/2022
12:01 AM

Más noticias

Wilkin Montalván tuvo estrechos vínculos con narcotráfico y política

Los sicarios utilizaron pistolas con silenciadores para quitarle la vida al hermano del diputado por el partido Libre Milton Montalván.

Tegucigalpa

Estaba intubado y luchando contra el covid-19 en la sala de unidad de cuidados intensivos de un hospital de la capital, pero dos balazos, uno en el cuello y otro en la mandíbula, terminaron con su vida.

Eso fue lo que le ocurrió a las 5:10 am de ayer a Wilkin Santiago Montalván Mejía, hermano del diputado por el partido Libertad y Refundación (Libre), Milton Mateo Montalván Mejía, suplente de Carlos Zelaya por el departamento de Olancho.

Wilkin Santiago tenía 16 días de estar interno en el centro asistencial y la mañana de ayer, alrededor de cuatro personas vestidas de médicos ingresaron al lugar donde estaba la víctima con tratamiento con oxígeno, sacaron sus armas provistas de silenciadores y le dispararon hasta quitarle la vida casi al instante.

Tras cometer el hecho, los criminales abandonaron el hospital y se dieron a la fuga con rumbo desconocido.

Montalván a parte de estar contagiado de covid-19 padecía de leucemia y otras enfermedades de base. A raíz de que el virus le había afectado en un 90 por ciento uno de sus pulmones, los familiares habían determinado trasladarlo a México para que recibiera una atención especializada.

Sin embargo, eso no ocurrió porque los criminales le cegaron la vida por causas aún no esclarecidas por las autoridades.

El fallecimiento del hermano del legislador trascendió a eso de las 7:00 am de ayer a través de las redes sociales.

A eso de las 8:00 am de ayer, personal de Medicina Forense, Ministerio Público y Dirección Policial de Investigaciones (DPI) llegaron al hospital donde se había cometido el homicidio en contra de Montalván Mejía.

En las afueras de la sala de emergencias del hospital, un nutrido grupo de periodistas y camarógrafos esperaban para informar del inusual crimen.

Foto: La Prensa

El asesinato de Wilkin Santiago Montalván trascendió a eso de las 7:00 am de ayer en la clínica donde estaba interno hasta donde llegaron familiares y amigos suyos quienes se mostraron consternados.

Sorprendidos

Los familiares que llegaron al lugar se mostraron sorprendidos y consternados por lo ocurrido.

El cuerpo fue ingresado a eso de las 9:00 am a la morgue de Medicina Forense donde se le practicó la autopsia y a las 12:55 pm, fue retirado dentro de un lujoso ataúd para prepararlo y luego trasladarlo hasta San Francisco de La Paz, en Olancho, para ser velado y posteriormente sepultado en un cementerio local.

El diputado Milton Mateo Montalván fue uno de los parientes que llegó a la morgue a reclamar el cadáver de Wilkin Montalván.

Y desde el sábado anterior estuvo al cuidado y atento de la evolución de su salud.

Milton Mateo recordó que a las 6:00 pm del miércoles entró en la sala a ver su hermano y a las 5:15 am de ayer recibió un mensaje de un doctor del hospital donde le decía que se comunicara de forma urgente. La sorpresa fue que el galeno le informó sobre lo que minutos antes había ocurrido.

“Mi hermano no tenía ninguna amenaza porque no tenía problemas con nadie. Y si no, le hubiéramos puesto alguna seguridad en la entrada o en la puerta donde estaba interno”, dijo el congresista. “No entiendo de dónde ni cómo, pero como les digo, todo esto se lo dejamos a Dios. No es fácil porque él estaba luchando por su vida y nosotros estábamos haciendo todo el esfuerzo para que él saliera del covid”, recalcó.

Era un hombre relativamente joven, pues tenía 51 años. “No se metía en política. No le gustaba la política, él se dedicaba a sus empresas, pues era el propietario de una constructora y de una gasolinera, ambos negocios ubicados en Tegucigalpa. Además, residía en Tegucigalpa y era padre de tres hijos”, contó el acongojado hermano.

Relaciones delictivas

Las primeras pesquisa concluyen que el crimen de Wilkin Montalván están relacionadas con el crimen organizado y el narcotráfico. Desde hace varios años, Moltanván estuvo directamente relacionados con grandes capos de la droga que ahora guardan prisión en Estados Unidos.

De acuerdo con las investigaciones, fue un hombre cercano a Juan Ramón Matta Waldurraga, quien cumplió una condena de prisión de dos años en Estados Unidos y es considerado prófugo por la justicia hondureña, que lo acusa del delito de lavado de activos.

Moltalván tuvo estrechos vínculos con el exdiputado liberal Fredy Nájera, que enfrenta una condena de cadena perpetua en Nueva York, por tráfico de drogas y uso de armas de guerra.

Algunas personas de la zona de San Francisco de la Paz lo consideraron como un verdadero capo de la droga, que operó silenciosamente.

Su nombre cobró relevancia el 23 de noviembre de 2018 cuando el exdiputado Juan Antonio “Tony” Hernández, condenado a cadena perpetua en Estados Unidos, lo mencionó en su primer interrogatorio con un agente de la DEA.

Datos
Julio de 2003. Avioneta. El nombre de Wilkin Montalván fue relacionado con una narcoavioneta que aterrizó en San Esteban, Olancho. De acuerdo con los informes de investigación, la aeronave se estrelló con vehículo que era propiedad de Montalván.
Abril de 2009. Vínculo. El empresario tuvo fuertes acercamientos con el gobierno del expresidente Manuel Zelaya. De hecho, él fue el contacto que trajo el grupo Los Tigres del Norte a la Casa Presidencial. Su hermano es diputado suplente de Carlos Zelaya.
Febrero de 2017. Indagación. El Ministerio Público consideró a Wilkin Montalván sujeto de investigación en actos de corrupción en el despacho de la primera dama durante el mandato de Porfirio Lobo Sosa.
Noviembre de 2018. Mención. El exdiputado nacionalista Juan Antonio “Tony” Hernández mencionó a Wilkin Montalván mientras era interrogado por agentes de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos. Lo calificó como un narco de Olancho.
Septiembre de 2021. Homicidio. Sujetos armados irrumpieron la clínica privada donde estaba interno el empresario Wilkin Montalván y lo asesinaron. Sus familiares confirmaron que estaba complicado por covid-19. Ayer iba a ser trasladado a México.

Investigaciones

Pero los vínculos de Wilkin Montalván con el narcotráfico datan de 2003, según informes de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico.

Los investigadores relacionaron a Montalván con una narcoavioneta que cayó el 10 de julio de 2003 en San Esteban, Olancho.

La Policía interceptó el avión en la comunidad de La Lima, frente a una propiedad de Ramón Matta Waldurraga, luego que este chocara contra un vehículo que supuestamente era propiedad de Wilkin Montalván.

Tras la caída del aparato, dos grupos se enfrentaron a tiros por la posesión del cargamento de droga.

Uno de los carros que llegó al lugar fue el del diputado Armando Ávila Panchamé, quien intentó huir de la Policía, que lo persiguió hasta darle captura. Años después Ávila Panchamé fue liquidado en la Penitenciaría Nacional.

En el gobierno de Porfirio Lobo, los fiscales del Ministerio Público investigaban a Wilkin por un delito de corrupción en la oficina de la entonces primera dama Rosa Elena Bonilla. En este caso se le vinculaba con el lavado de activos provenientes de la corrupción en Casa Presidencial.