02/12/2022
03:59 PM

Más noticias

Video: “Fue por venganza”, la macabra confesión del asesino de cuatro mujeres en Olanchito

Enrique Aníbal Hernández, alias El chaparro, es acusado de asesinar a cuatro mujeres en Olanchito, Yoro.

Yoro, Honduras

“Fue por venganza porque ella fue la promotora de la muerte de mi padre”, confesó a periodistas Enrique Aníbal Hernández, alias El chaparro, acusado de asesinar a cuatro mujeres en Olanchito, Yoro.

“Yo no le había hecho nada a ella, y ella me andaba siguiendo para matarme”, dijo Enrique Hernández, quien fue detenido en un barrio de Olanchito por agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y la Dirección Nacional de Prevención y Seguridad Comunitaria.

“El Chaparro” asesinó a machetazos a Reina María Matute (51), Luby Esperanza Juárez Fuentes (36), Nency Dayany Espinoza (11) y Kailyn Elisabeth Martínez Cruz (tres meses).

Las cuatro mujeres, todas miembros de una misma familia, fueron asesinadas la noche del lunes supuestamente por Hernández, quien ingresó por la fuerza a la vivienda de las víctimas, una de ellas ex pareja del presunto agresor.

“Yo estoy consciente de lo que hice, yo lo hice por venganza”, declaró Enrique Hernández quien supuestamente estaba drogado cuando cometió el crimen múltiple, sin embargo aclaró que al momento del ataque no andaba bajo los efectos de alguna droga.

“La muerte de las menores yo no la planeé, solo pensé en que había matado a mi padre, yo me cegué, ese fue mi único error matar a los niños, la demás gente sí”, respondió a la lluvia de preguntar de periodistas.

Según sus propias investigaciones, Reina María Matute fue quien supuestamente mandó a matar a su padre, quien lleva el mismo nombre que él, en noviembre del años pasado.

Dijo que se arrepentía por haber asesinado a las niñas. “Por las niñas sí porque ellas son angelitos de Dios, por los demás no”, reveló.

Enrique Aníbal Hernández después de ser detenido.

Al menos 90 mujeres han muerto de forma violenta en lo que va de 2022 en Honduras, un país tradicionalmente dominado por los hombres, según cifras de organizaciones feministas.

La violencia contra mujeres y niñas se agravó en Honduras debido a la pandemia de covid-19, una situación que aumentó con el impacto de los huracanes Eta e Iota, que azotaron Centroamérica en noviembre de 2020, según organismos de derechos humanos.

El delito de asesinato en Honduras, según el Código Penal es castigado con una pena de entre 20 a 25 años de prisión.