30/06/2022
03:56 PM

Más noticias

Tito Montes Bobadilla muere durante enfrentamiento con la Policía

Su madre Herlinda Bobadilla y otras tres personas fueron arrestadas durante el enfrentamiento en Colón.

Colón, Honduras.

Durante un intenso operativo policial y enfrentamiento registrado este domingo contra miembros del clan Montes Bobadilla en una zona boscosa del departamento de Colón, murió Tito Montes Bobadilla (33), por quien Estados Unidos estaba dando como recompensa 5 millones de dólares a quien brindase información de su paradero.

Fue el director de la Policía Nacional, Gustavo Sánchez Velásquez, quien confirmó la muerte de Tito Montes Bobadilla, al igual que la captura de su madre Herlinda Bobadilla y tres personas más. Trascendió que Juan Carlos Montes Bobadilla, el tercero buscado de esta organización, se mantiene prófugo de la justicia.

Datos. Tito Montes Bobadilla fue detenido el 10 de octubre de 2015 por portación ilegal de armas, por parte de la Policía Nacional.

En la primera solicitud de extradición aparece el nombre de Alejandro Montes Bobadilla; sin embargo, este nombre no aparece en el sistema, y quien sí aparece es Alejandro Montes Alvarenga, padre de Tito Montes Bobadilla. En tanto, en la segunda solicitud de extradición aparece el número de identidad 0204-1989-00182, que pertenece a Tito Montes Bobadilla.

Fue a inicios del mes de mayo cuando el Departamento de Estado anunció una recompensa de hasta $15 millones (5 millones por cada uno) por información que permitiese capturar a Herlinda Bobadilla y a sus hijos Tito y Juan Carlos Montes, señalados de ser líderes de un importante grupo ilegal de tráfico de drogas que lleva su apellido.

El cartel de los Montes Bobadilla, uno de los más grandes de Honduras, fue creado en la década de 1990 y se le atribuye de controlar un área importante en el caribe hondureño y traficar desde hacia Centroamérica, México y Estados Unidos.

“Es una organización familiar que opera en el Departamento de Colón, Honduras, ubicado en la costa noreste. La base de operaciones costera permite a la agrupación recibir cargamentos aéreos y marítimos de cocaína desde Colombia y/u otros países de origen sudamericanos, que finalmente tienen como destino Estados Unidos”, indicaron documentos judiciales.

Relacionada: Los Montes Bobadilla, principales socios de carteles colombianos

Según la acusación, el clan incurre “en violencia y corrupción pública para promover sus operaciones de narcotráfico”. El Departamento de Estado aseguró que el pago de la recompensa se debe a que el “liderazgo” de la mujer y sus hijos ha progresado “significativamente” desde que en 2017 fuera arrestado su anterior jefe Noé Montes Bobadilla, también hijo de Herlinda.

Noé Montes Bobadilla fue capturado y extraditado a Estados Unidos, donde fue llevado a juicio en 2019 junto a otro de sus colaboradores y fue condenado a 37 años de prisión.

La Fiscalía General de Honduras anunció en 2017 la confiscación de 40 propiedades supuestamente pertenecientes al clan, con base en acusaciones de lavado de dinero.

Desde 1986, Estados Unidos ha ofrecido recompensas por más de US$135 millones por información que lleve a la captura de narcotraficantes, lo que ha provocado la extradición de al menos 75 capos, según datos oficiales.

El clan de los Monte Bobadilla fue supuestamente creado por Pedro García Montes, un hondureño que era el jefe de pagos del cartel de Cali, una de las organizaciones de narcotráfico más importantes de Colombia. Según informes oficiales de las autoridades de ese último país, García Montes, quien se nacionalizó colombiano, trabajó por décadas para la agrupación criminal de Cali y creó en Honduras una base para el trasiego de droga hacia el resto de la región y hacia Estados Unidos.

García Montes fue detenido 2001 y se le acusó de lavado de activos, pero fue liberado poco tiempo después y regresó a Colombia. El Gobierno hondureño confiscó varias de sus propiedades en el país por ese entonces, aunque un juez las devolvió a sus familiares en 2007.

De a cuerdo con documentos de la Corte del Distrito Este de Virginia, el cartel Montes Bobadilla tuvo ganancias de más de US$50 millones entre 2008 y 2015 como resultado del trasiego de drogas que realiza hacia Centroamérica y el Caribe.

Según se alegó durante el juicio a Noé Montes, la familia se encarga de recibir la cocaína de países de Sudamérica para luego ser transportado por tierra, aire o agua hasta Gua­temala y luego entregada a carte­les mexicanos para su envío a Estados Unidos.