06/10/2022
09:46 PM

Más noticias

Testimonio de viuda de exfiscal hundió a Kevin

El tribunal solo consideró como prueba válida lo dicho por María Auxiliadora Sierra, esposa del exfiscal Edwin Eguigure.

Tegucigalpa, Honduras

El testimonio de María Auxiliadora Sierra, viuda del exfiscal asesinado Edwin Eguigure, hundió a Kevin Solórzano en el juicio en su contra.

La prueba aportada por el Ministerio Público, asegura que Kevin Solórzano participó en el asesinato del exfuncionario, y fue la principal prueba en la que se basó el tribunal de Tegucigalpa para declarar culpable a Solórzano por el crimen.

El testimonio otorgado por la esposa de la víctima ante el tribunal siguió la misma versión dada a los medios por Sierra, considerada por el tribunal como el único testimonio creíble ya que estuvieron en la escena del crimen.

“El 11 de noviembre de 2014 fui víctima, dos de mis hijos menores y mi esposo de un atentado criminal a manos de tres sicarios, los cuales asesinan a mi esposo, Edwin Geovanny Eguigure, todo esto enfrente mío y de mis hijos”, recordó la funcionaria.

“Los sicarios en ningún momento se tapan sus rostros, ya que la intención de ellos era acabar con la vida de todos nosotros; pero existen los milagros y no logran terminar con nosotros, a los pocos días capturan a uno de ellos (Kevin Solórzano), y en ese momento me doy cuenta que este sicario que era el que apuntaba a mi cabeza vive cerca de mi casa, cerca de mi hogar, del hogar de mis hijos. Es así como lo dejan detenido”, explicó.

También señaló que fue en la audiencia inicial que identificó al asesino de su esposo, “es en dicha audiencia que reconozco al sicario que estuvo enfrente mío, de cuyo rostro nunca olvidaré. Se podrán imaginar que hay sucesos en la vida que nunca se olvidan”, expresó Sierra, quien además informó que se encuentra fuera del país por temor a que le hagan daño.

La abogada y fiscal auxiliar del Ministerio Público, María Auxiliadora Sierra.

María Auxiliadora Sierra era la esposa de Edwin Geovanny Eguigure Abdul.
El exfiscal Edwin recibió 40 puñaladas y dos balazos en la cabeza en la aldea El Chimbo, Santa Lucía.

La ahora viuda acusó a los medios de comunicación de montar una campaña de descrédito por las acciones realizadas por Fusina (Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional), Policía Militar, así como las investigaciones hechas por el Ministerio Público.

“Dentro de dicha campaña se me denigra a mí como persona por ser funcionaria pública, en este caso por ser fiscal auxiliar, por ser testigo del asesinato de mi esposo y también por ser víctima de un atentado criminal”. Aseguró que se siente agradecida con Dios por mantenerla con vida para ver crecer a sus hijos.

El director de Fiscales, Rolando Argueta, aseguró que el Ministerio Público no realiza una persecución contra el universitario y que de demostrar su inocencia en los tribunales, ellos mismos pedirán su libertad.

“Si llega un momento en que las pruebas científicas indican que él no tiene ninguna participación, nosotros mismos como Ministerio Público por el principio de objetividad estamos obligados a pedir su excarcelación y el sobreseimiento definitivo provisional de la causa”, manifestó.

Denuncian amenazas

Al respecto, José Solórzano, padre de Kevin, afirmó que su hijo es inocente, ya que hay testigos que presenciaron el crimen y observaron a los sicarios pero que no han declarado ante un juez por intimidaciones de los miembros de Fusina.

Ana Hernández, madre del acusado, con sus otros dos hijos se presentó ante el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) para denunciar que están recibiendo amenazas de muerte para evitar que sigan dando declaraciones ante los medios de comunicación. “Los que corremos peligro somos nosotros”, aseveró.

Foto: La Prensa

Ana Betty Hernández y Kevin Solórzano.