Tegucigalpa, Honduras

El tribunal que declaró culpable al universitario Kevin Solórzano explicó cómo fue el proceso de evaluación de cada una de las pruebas presentadas en el juicio del joven.

El tribunal solo aceptó como válido el testimonio de María Auxiliadora Sierra, viuda del exfiscal Edwin Eguigure, ya que ella y su hijo fueron los únicos testigos en la escena del hecho. ¿Pero por qué fallaron las pruebas a favor de Kevin Solórzano?

Los errores

El tribunal consideró que los testimonios de los testigos no presenciales presentaban varias inconsistencias y las mismas no servían para desvincular a Solórzano del haber cometido el crimen o de estar en el lugar de los hechos.

Sobre el testimonio de un testigo miembro de una pandilla que se adjudica haber cometido el crimen, el tribunal explicó que por medio de las pesquisas se tuvieron múltiples versiones de miembros de organizaciones criminales que se adjudicaban el hecho, por lo que ninguna puede ser considerada como veraz o que sustente la inocencia del joven.

En cuanto a los videos, el tribunal consideró que los mismos no sirven para comprobar que Kevin no cometió el crimen, sino que simplemente comprueban que Solórzano asistió a su universidad. De la misma manera descartó los datos sobre el teléfono de Kevin, incluida la posición geográfica, ya que los mismos no demostraría que el joven no estuvo en el lugar del crimen.

Sobre los retratos hablados, el tribunal señaló que debido a que fueron suministrados por un menor de edad -el hijo del exfiscal-, los mismos pudieron verse alterados ya que las descripciones fueron tomadas a pocas horas de haberse cometido el hecho en que el menor había estado presente.

La abogada Celeste Cerrato, defensora de Solórzano, manifestó que 'sorprendentemente no se estableció un móvil y lo determinado sobre los retratos hablados también fue una sorpresa. El fallo fue por mayoría pero estamos sorprendidos', dijo la abogada.

'Ahora tendremos que estar pendiente para conocer la fecha de la individualización de penas y no desfalleceremos porque seguimos confiando en la justicia en Honduras', resaltó.

El abogado Jair López, por su parte, lamentó que el tribunal emitiera el fallo sin determinar un móvil. 'No se estableció que pudo motivar a Kevin a cometer el hecho. El tribunal mostró que la prueba científica no sirve de nada'.