Tegucigalpa, Honduras.

Los trabajadores del transporte público continúan siendo víctimas de la criminalidad que azota al país.

Ayer, dos motoristas de rapiditos y un operario de mototaxis murieron en diferentes ataques armados en Choloma y Tegucigalpa.

Aproximadamente a las 10:30 am, en la calle principal de la colonia La Sosa, un supuesto sicario ultimó a balazos al motorista del rapidito con registro número 490 que cubre la ruta El Carrizal-El Centro-La Sosa.

La víctima fue identificada como Denis Ismael Díaz Amador (25), quien recibió varios disparos que le provocaron la muerte al instante.

Según la Policía, el infortunado se conducía solo en el autobús marca Toyota Coaster color blanco cuando fue interceptado por malhechores no identificados, uno de los cuales le disparó con un arma automática.

El autobús siguió la marcha descontrolado por una pendiente, derribó un poste del tendido eléctrico y luego se estrelló en el muro de una vivienda. La hipótesis preliminar que maneja la Policía es que la causa del crimen pudo haber sido la extorsión.

Luis Eduardo Lozano, conductor de mototaxi, fue asesinado en Mata de Plátano.
En Choloma, Cortés, otro conductor identificado como Willian Baquedano, fue ultimado a balazos por criminales, mientras que su cobrador fue llevado herido a un centro hospitalario. A la lista de víctimas se sumó un operario de una mototaxi, que respondía al nombre de Luis Eduardo Lozano Padilla (26), residente en la aldea La Laguna, carretera que conduce a Mata de Plátano.

El joven conducía un mototaxi color amarillo cuando fue interceptado por supuestos asaltantes, quienes lo atacaron a balazos.

Entre el lunes y la mañana de ayer miércoles, se contabilizan cuatro víctimas mortales ligadas al sector transporte.

Lamentable

Jorge Lanza, dirigente del transporte urbano de la capital, dijo que “es lamentable anunciar muertes de personas que se dedican al transporte”.

“Aquí no hallamos a quién pedirle protección y lo que están haciendo las autoridades es muy poco porque si estuvieran haciendo lo correcto como debería de ser, no estaríamos en estas condiciones”, aseguró Lanza.

“Le hago un llamado al ministro de Seguridad para que agilice o ponga en práctica mejores elementos para poder contrarrestar este flagelo que nos está dañando al interior de nuestro sector, estamos perdiendo personas en todo el país”.