Más noticias

"Choloma y Rivera Hernández, ahora en la mirilla de las autoridades"

"

La Fuerza Anti Maras y Pandillas, Fusina y la Policía Nacional sostuvieron una reunión la mañana de este martes para unificar estrategias contra la violencia.

"

"

San Pedro Sula, Cortés.

Al eso de las 6:00 am de este martes, la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (Fnamp), la Policía Nacional y la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) se reunieron en el predio donde antes funcionaba el centro penal sampedrano, para unificar estrategias en combate a la criminalidad en la zona norte.

De acuerdo con lo informado por el coronel Bueso, jefe de Fusina en el nor-occidente del país, se están agendando diferentes operativos en distintos sectores del departamento de Cortés, sobre todo, en Choloma y la Rivera Hernández, sitios donde por años ha reinado la violencia.

'Se ha lanzado una nueva jornada de intervención de aquellos lugares con mayor incidencia delictiva, la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas en coordinación con el Ministerio Público y juzgados de lo penal se ejecutarán diligencias de seguimiento y vigilancia para capturar a cabecillas e integrantes de estructuras criminales. Mientras que con la Policía Militar, se intervendrán las principales entradas y salidas de San Pedro Sula y alrededores, además de patrullajes en motocicletas y vehículos para recuperar la paz', señaló la vocera de la Fnamp.

Lea además: Capturan a una presunta sicaria y participante de varios homicidios

Hablar de Choloma es sinónimo de temor, de delitos, delincuencia juvenil a toda hora del día en sus barrios y colonias. La lucha sin cuartel entre la Mara Salvatrucha y la organización criminal conocida como La Rumba mantiene de rodillas y en zozobra, desde hace varios años, a los pobladores de la colonia López Arellano de Choloma y sectores aledaños.

violencia sectores Los diferentes entes de seguridad replanteraron algunas estrategias para disuadir la ola de criminalidad que impera en Choloma y Rivera Hernández.

Según los análisis de la Policía, el principal factor que desencadena la guerra entres esas bandas criminales es la disputa por el dominio de territorio en la zona por la venta de drogas.

También la desintegración familiar y la migración del campo a la ciudad de personas que vienen con una escasa preparación académica, la cual repercute a la hora de conseguir un trabajo.

Una epidemia de violencia

En el sector de la Rivera Hernández y colonias aledañas, gran parte de la población todavía se siente sometida a las estructuras criminales, las cuales, según las autoridades, ascienden a más de 11 pandillas activas.

La Policía realiza esfuerzos para bajar los índices y mantener a raya a los delincuentes, pero todavía falta destruir esas fronteras invisibles que tienen las pandillas en sus territorios, las cuales evitan que los pobladores transiten con normalidad de una colonia a otra.

Otro de los problemas que acarrean las barreras es que el comercio se mantiene estancado porque se limita la cantidad de personas que pueden ir a realizar compras en la zona comercial, la cual inicia desde el parque de la Rivera y se extiende hasta la calle que divide a la colonia Central y Brisas del Sauce.

"