08/08/2022
01:24 AM

Más noticias

Retienen a 7 niños y 12 adultos hondureños que iban con 3 coyotes en Copán

A los presuntos traficantes les decomisaron un autobús, cuatro teléfonos móviles, 68,500 lempiras y 100 dólares.

Nueva Arcadia, Honduras.

Las fuerzas de seguridad de Honduras detuvieron este domingo a tres presuntos traficantes de personas con 19 hondureños que pretendían llegar a un punto fronterizo con Guatemala, con intenciones de seguir hasta Estados Unidos, informó una fuente oficial.

Los presuntos traficantes, también conocidos como “coyotes”, fueron detenidos en el municipio de Nueva Arcadia, departamento de Copán, en el occidente de Honduras, cuando trasladaban a 19 hondureños, entre ellos siete menores de edad, según un informe de la Policía hondureña.

En la operación participaron agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y el Grupo de Operaciones Especiales Tácticas (GOET), añadió.

Microbús en el que iban los migrantes.

Los migrantes eran trasladados en un autobús por los presuntos “coyotes”, también hondureños, quienes quedaron a disposición de las autoridades, para determinar su situación jurídica por la probable “comisión del delito flagrante de tráfico de personas”, señaló la Policía hondureña.

A los presuntos traficantes les decomisaron un autobús, cuatro teléfonos móviles, 68,500 lempiras y 100 dólares que supuestamente habrían cobrado a los hondureños para trasladarlos hacia la frontera con Guatemala, para continuar su viaje hacia EE.UU.

Decomiso hecho a los coyotes.

Motivos

La falta de empleo y la inseguridad en su país son las causas que los migrantes hondureños alegan para irse en caravana, una modalidad que se ha venido dando desde el 13 de octubre de 2018, cuando se fueron más de 4.000 personas, según diversas fuentes, de los que algunos pudieron llegar hasta Estados Unidos.

Honduras también es un país de tránsito de miles de migrantes, especialmente de Cuba y Haití, que atraviesan las naciones de Centroamérica para intentar llegar a Estados Unidos.

Según cifras oficiales, más de 38.000 extranjeros han sido detenidos este año por ingresar de manera irregular a Honduras, la mayoría de ellos con la idea de avanzar hacia Estados Unidos.