Lo que tienen les ha costado, por eso temen perderlo.

Bajo ese argumento, unos 200 pobladores de la aldea Suyapa protestaron ayer en contra de que esa localidad sea una de las dos primeras ciudades modelos que se impulsan desde el Congreso Nacional.

Los principales accesos al santuario de Suyapa parmanecieron bloqueados ayer por más de tres horas.

Por tercera ocasión, los humildes pobladores de la aldea de Suyapa tuvieron un protesta en contra de la creación de las denominadas zonas de empleo y desarrollo económico (Zede).

Los aldeanos insistieron en que su comunidad no será el laboratorio para que las autoridades del Gobierno -a quienes llamaron “vendepatrias”- creen una usurpación de las tierras que posee la zona.

Los pobladores cerraron el acceso al templo religioso con una muralla humana, varias llantas incendiadas y una enorme manta en la que se leía “no a la consulta inconsulta con el pueblo”.

“No hemos pedido nada”

Los habitantes advirtieron que harán hasta lo imposible para que no se instale la consulta el 24 de noviembre para hacer una Zede.

“Los nativos de acá no hemos pedido nada en el Congreso. Han inventado firmas y queremos que se nos respete nuestras tierras en lugar de querer despojarlos de lo que nos pertenece”, dijo Mauricio Baca, dirigente de la Asociación de Indios Laboríos de Suyapa.

El temor de los habitantes radica en que de acuerdo con la Ley de la Zede, el Estado podrá expropiar las tierras, previa indemnización, a un justiprecio determinado con base en el mercado de bienes inmuebles.

El próximo 24 de noviembre será crucial para Nueva Suyapa y sus sectores aledaños, ya que 70 mil pobladores de este emblemático sitio participarán en una consulta popular.
Asimismo, en Peña Blanca, jurisdicción de Santa Cruz de Yojoa, se preguntará sobre la propuesta de convertir esa localidad en municipio y al mismo tiempo en una zona agrícola-turística de desarrollo económico y empleo.