Tegucigalpa, Honduras.

El pasado lunes, la tragedia surcó el cielo de Arizona, en Estados Unidos, cuando una avioneta con seis personas se estrelló sin dejar sobrevivientes.

Esa tragedia llegó a este país cuando se dio la noticia de que dos de esas víctimas eran jóvenes hondureñas.

Las muchachas respondían a los nombres de Iris Carolina Rodríguez (de 24 años) y Helena Lagos (de 22) y hoy sus familias atraviesan una ola de consternación.

Sus historias

Iris Carolina se graduó en la Universidad Tecnológica Centroamericana (Unitec) de la carrera de Derecho. La que fue su centro de estudios hoy lamenta la muerte de una de sus egresadas. “Nosotros lamentamos la pérdida de las jóvenes y nos solidarizamos con sus familias en estos momentos tan difíciles”, dijo Marlon Brevé, rector de la institución.

En sus redes sociales, amigos y familiares ya colocaron un listón negro en señal de luto.

“Siempre vas a estar en nuestros corazones, te vamos a extrañar... ahora estás en un lugar mejor”, son algunas de las frases que sus allegados dejan en su perfil de Facebook.

Ese mismo perfil que deja ver a una joven espontánea y alegre en muchas de las fotos.

En algunas de esas gráficas se aprecian algunos viajes como a Islas de la Bahía y algunos sitios de Estados Unidos.

Helena, por su parte, estaba viviendo el sueño de ser una importante modelo.

De acuerdo con la información que ha trascendido, la hermosa joven se desempeñaba en el mundo del modelaje en la nación del norte. Sus redes sociales están llenas de pintorescas y profesionales fotografías en donde su talento salta en cada imagen.

La Cancillería hondureña informó que los familiares de ambas compatriotas ya comenzaron con los trámites para repatriar los cuerpos desde Dallas, Texas. En redes sociales se ha iniciado una campaña de recaudación de fondos para hacer posible el proceso, el cual tiene un valor cercano a los 6,000 dólares, equivalentes a más de 70,000 lempiras al cambio actual, confirmó.