22/11/2022
01:05 AM

Más noticias

Olancho, Francisco Morazán y Cortés, los más violentos

Los tres departamentos tienen el 44.5% de los crímenes en el primer trimestre del año en Honduras; al 2 de junio van 1,512 homicidios.

Tegucigalpa. El departamento de Cortés sigue siendo uno de los más violentos, con 168 homicidios, que representan el 18.5% del total de las muertes violentas en Honduras.

Uno de los últimos homicidios cometidos de forma dantesca fue el de dos hermanos que fueron desmembrados. Los criminales dejaron sus cabezas en una calle de una colonia de Choloma. Sus cuerpos aún no aparecen y ayer la madre de los hermanos Samir Aguilar Guifarro (de 18 años) y Kevin Aguilar Guifarro (de 17) reveló que, según lo captores de sus hijos, las partes de sus cuerpos fueron dadas a cocodrilos.

“Me dijeron que no buscara más porque los restos se los habían dado a comer a los cocodrilos”, fueron las declaraciones de la angustiada madre.

Los departamentos de Francisco Morazán y Olancho le siguen a Cortés con más homicidios.

El Sistema Estadístico Policial en Línea (Sepol) tiene reportes a nivel departamental hasta el 31 de marzo. En Francisco Morazán se reportaron 136 muertes violentas (15%)y en Olancho 100 homicidios (11%), esto implica que en estos tres departamentos se reportaron 404 personas que murieron de manera violenta, que es 44.5% del total de los homicidios en los primeros tres meses del año (909).

Del primero de enero al 2 de junio, la Policía registra 1,512 homicidios en el país, 135 menos que en el mismo período de 2021.

Sépalo

Uno de los grupos afectados por la criminalidad son las mujeres y, según reportes del Centro de Derechos de la Mujer, a través del Observatorio de Violencia contra las Mujeres, hasta el 31 de mayo de este año ha habido 130 muertes violentas. La mayoría de los casos se hallan en la impunidad.

Zonas

Son 25 municipios que tienen más hechos criminales y ocupan los primeros lugares: el Distrito Central (112), San Pedro Sula (88) Choloma (34) y Catacamas (33).

Marco Ramiro Lobo, alcalde de Catacamas, que ocupa el cuarto lugar de los municipios más violentos, considera que “la impunidad contribuye a que se cometan asesinatos, especialmente en el departamento de Olancho, donde en los últimos días se han incrementado las muertes violentas”.

Agregó que “las muertes que se han presentado en Catacamas y en otras zonas del departamento de Olancho son por sicariato”.