Tocoa

Trabajadores que extraen fruta de palma se encontraron ayer antes de iniciar la faena diaria una dantesca escena, tres personas estaban muertas en medio de la plantación.

Los tres hombres de entre 25 a 30 años de edad fueron hallados ultimados a balazos la mañana de ayer en unas fincas de palma africana, cerca de la comunidad de Ceibita, jurisdicción de Tocoa, Colón.

Los cadáveres fueron llevados a a la morgue móvil de Tocoa como desconocidos, ya que no portaban documentos personales.

Horas más tarde se informó que una de las víctimas es un policía militar. Se trata de Héctor Orlando Meza Martínez (de 26 años), miembro de la Policía Militar asignado a Chamelecón, San Pedro Sula.

Según versiones de la familia, la víctima andaba en Colón de fin de semana libre.

Los otros dos hombres asesinados siguen sin ser identificados.

Agentes de la Dirección Policial de Investigación (DPI) encontraron cerca de los cadáveres una identificación a nombre de Jorge Alberto de la Cruz, aunque no se confirmó si pertenecía a una de las víctimas.

Personas que residen cerca de la zona del hallazgo aseguraron a las autoridades policiales que no conocían a los ahora occisos.