Tocoa, Honduras

Familiares y amistades del universitario Erick Vallecillo protestaron la tarde de este miércoles con el féretro frente a la sede policial de Tocoa, Colón, antes de ser sepultado.

Erick fue asesinado la madrugada del domingo supuestamente a manos de militares y policías al no obedecer una señal de parada en un retén en la carretera CA13, frente al Mall Palmeras de Tocoa salida a Trujillo.

Los parientes exigen una investigación de los hechos y se castigue a los uniformados que dispararon contra el joven, quien estaba a punto de graduarse de abogado.

'No es la forma de hacer las cosas el pueblo no olvida. Exigimos justicia', son algunas de las expresiones de los dolientes.

La muerte del joven universitario Erick Vallecillo provocó consternación e indignación entre la población, la cual critica el método utilizado por los policías instalados en el retén para frenar el automóvil. Según se supo, Vallecillo, mientras era perseguido, recibió uno de los impactos de bala por parte de los agentes.

El hecho se produjo en horas de la noche del pasado domingo. La víctima se transportaba en su automóvil tipo pick up, doble cabina y color gris, cerca de un centro comercial de Tocoa, Colón, salida a Trujillo, donde estaban los policías.

Erick Vallecillo era originario de Sonaguera, Colón, y era el hijo de un conocido docente de Tocoa, de nombre Disney Vallecillo. También estaba a punto de graduarse de la carrera de Derecho.