28/05/2024
08:51 PM

“Mi hija lo cuidaba y alimentaba”, padre de niña que murió por ataque de pitbull

El padre de Allison contó que ella estaba ayudando a su madre a meter la ropa que estaba puesta en el tendedero.

Lepaera, Honduras.

“Ese perrito tenía seis meses y era la mascota de la casa, mi hija lo cuidaba y alimentaba, pero el diablo actuó y la desgracia pasó”, fueron las palabras de Leopoldo Argueta, padre de Allison Nahomy, niña que ayer murió luego de ser atacada por un pitbull en Lepaera, Lempira.

Con voz solloza e invadido por las lágrimas, Argueta reveló que su hija solía permanecer cerca del canino sin que este se volviera violento, de modo que jamás se imaginó que un día el animal atacaría a la pequeña.

“Es una prueba dura para la familia, para mí como padre de Nahomy; esto no me lo esperaba”, expresó el señor a TSi mientras las lágrimas bajaban por sus mejillas.

Lea también: Consternación por niña que murió atacada por perro pitbull en Lempira

La niña fue velada hoy por su familia.

Por otro lado, don Leopoldo reveló cuál fue la última actividad que su hija realizó antes de que ocurriera la tragedia. Según el padre, el deseo que Allison tenía de ayudar a su madre a guardar la ropa que estaba en los tendederos hizo que ella no lo acompañara a la biblioteca.

“Ayer a la 1:30 pm le pedí que almorzara conmigo y luego le ofrecí llevarla, pero estaba cayendo una llovizna. La mamá tenía una ropa afuera y por su parte humana que la caracterizaba me dijo que iba a entrar la ropa y después se iba a ir a la biblioteca”, expresó.

Más tarde, un tío de la niña llamó a don Leopoldo y le contó lo que había acontecido. “Desgraciadamente cuando vine a la casa ella tenía enrollada la cadena del perro en su cuello y tenía rasguños en su cuerpo. Eso fue difícil”, recordó.

El padre le quitó la cadena, la besó y vio la gran herida que el perro le había hecho en su cuello. La familia llamó a un médico, pero ya era demasiado tarde.

“Durante nueve años fue mi tesoro y ayer la descuidé, 30 minutos fueron para que sucedieran las cosas”, pronunció el padre de la niña, quien, a su vez, manifestó que los policías se llevaron al perro luego de lo acontecido.