01/12/2022
07:43 AM

Más noticias

Matan a dos hombres e incendian carro en Honduras

Las víctimas fueron identificadas por las autoridades como Óscar Rolando Villatoro Bonilla.

y Ronmel Perdomo.

Cortés, Honduras

Con un balazo en la cabeza cada uno y quemados parcialmente fueron encontrados ayer los cuerpos de dos hombres en las cañeras de Río Lindo, en este municipio.

Los dos cadáveres estaban a unos 10 metros de la carretera que conduce a Tegucigalpa.
Las víctimas fueron identificadas por las autoridades como Óscar Rolando Villatoro Bonilla (32) y Ronmel Perdomo (27).

A la escena del crimen se presentaron autoridades de Medicina Forense, fiscales y agentes de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) para realizar el levantamiento y recabar evidencias que los conduzcan a los autores del hecho criminal.

Villatoro Bonilla y Perdomo estaban con los pies y manos atados hacia atrás, tenían quemados los pies y parte de las piernas.
Las autoridades que reconocieron los cuerpos indicaron que ambos tenían un balazo en la cabeza.
Cerca de los dos cadáveres estaba totalmente quemado un carro doble cabina Mazda BT50, sin placas.

La identidad de Villatoro Bonilla fue establecida porque entre las pertenencias que le encontraron andaba un permiso para portar arma.

Perdomo fue identificado por sus familiares en la morgue de Medicina Forense en San Pedro Sula.

Denuncian doble crimen

El subinspector de policía Héctor Calderón dijo que a las 10:30 am de ayer recibieron la denuncia anónima de que había un carro en llamas en el referido sitio. Indicó que de inmediato se desplazaron al lugar y al llegar “verificamos que había un carro en llamas y que a la par del automóvil estaban dos personas asesinadas con armas de fuego”.

Manifestó que los cadáveres presentan quemaduras leves en los pies y piernas. El oficial indicó que a Villatoro Bonilla le encontraron un cargador de pistola calibre nueve milímetros.

Las autoridades de la DNIC indicaron que ayer mismo corroboraron en la base de datos de ese cuerpo policial que Villatoro Bonilla no tenía antecedentes penales. Ambos andaban camisas y pantalones de marcas finas.

Familiares que se presentaron a la morgue sampedrano informaron que Villatoro Bonilla era propietario de una empresa de transporte pesado en San Pedro Sula y que Perdomo era uno de sus motoristas.

Dolientes dijeron que Perdomo ayer regresaba de un viaje de Costa Rica y que se había comunicado con ellos por la mañana para informarles que al mediodía estaría en San Pedro Sula, donde residía.