25/06/2022
09:28 AM

Más noticias

Indignación, drama y pesar en sepelio de la pequeña Estefany

La menor murió por una golpiza que le propinó su padrastro, según lo relatado por la madre de la menor a la Policía, que anda tras su pista.

SAN PEDRO SULA

“Te queríamos ver crecer, te amamos, por qué tanta maldad, adiós, mi princesa”, con esas expresiones en medio de su llanto le dieron el último adiós ayer a la pequeña Estefany Dubón sus familiares en el cementerio de la aldea Baracoa, de Puerto Cortés.

En el sepelio se vivieron escenas dramáticas y también afloró la indignación entre los parientes de la niña al expresar llorando sobre su féretro: “Ella lo va a pagar”, refiriéndose a la madre de la niña, María Luisa Gonzales, quien según la Policía encubrió a su marido, que le propinó la golpiza que le causó la muerte a la nena.Lo que causó enfado a los parientes de la niña y desagrado a las personas que llegaron al entierro es que la mamá de la niñita no llegó al cementerio a darle el último adiós.

La menor murió la tarde del miércoles tras sufrir una golpiza supuestamente de su padrastro Kevin Arévalo, quien es buscado por la Policía por el crimen de su hijastra.

El cuerpo de Estefany fue velado en la aldea Puente Alto y ayer a las 10:30 am su féretro fue llevado al campo santo de Baracoa en la paila de un pick-up a baja velocidad. Junto al ataúd llevaban ramos de flores y un globo amarillo con la leyenda “Estefany, vuela alto”.

Autopsia

El dictamen preliminar de la autopsia practicada al cuerpo de la niña establece que fracturas que sufrió en su frágil tórax le causaron la muerte. El dictamen forense también establece que la menor tenía varios golpes, según lo informado por su papá José Manuel Dubón.

Después el ataúd fue bajado y llevado al área techada del cementerio destinada para la última estación del entierro, donde los familiares de Estefany y vecinos de su familia le dieron el último adiós en medio del llanto, dolor, consternación e indignación.

Media hora después, el féretro fue trasladado a la tumba, donde le dieron cristiana sepultura. Nicaragüense. Las autoridades policiales informaron que andan en la búsqueda del padrastro de la niña, Kevin Arévalo.

La Policía informó que el sospechoso trabaja como guardia de seguridad y que es de origen nicaragüense.Las autoridades indicaron que posiblemente Arévalo huyó a su país de origen y dijeron que ya giraron las alertas internacionales correspondientes para que pueda ser capturado en ese país.