Tocoa, Colón, Honduras.

La Fiscalía Especial contra el Crimen Organizado (Fescco) le incautó ayer una hacienda con supuesto helipuerto en Iriona, Colón, al lugarteniente de los Cachiros, con lo que suman 18 las propiedades que le han embargado desde la semana pasada.

Por cuarto día consecutivo se ejecutó ayer la Operación Aguán en el departamento de Colón, adonde se aseguró la hacienda Mikail, ubicada en la aldea Los Fales en el municipio de Iriona.

De esa forma continúan los golpes dados por la Fiscalía a Ninrod Eliel Sierra Orellana, considerado el brazo derecho de esa organización criminal, a quien desde la semana pasada se le despojó de bienes a su nombre y de su núcleo cercado en el marco de la Operación Aguán.

La propiedad se ubica a la orilla del río Tinto o Negro y cuenta con una extensión aproximada de 200 manzanas y la misma está a nombre de Ninrod Eliel Sierra Orellana.

Elementos de la Fescco encontraron el establo de la hacienda sin ganado, por lo que se presume que sus administradores habría sido alertados y sacaron los animales para que no los incautaran.

Este bien fue incautado gracias a que documentos privados del mismo fueron encontrados en una propiedad que había sido asegurada.

El portavoz de la Atic, Jorge Galindo, dijo que con el aseguramiento de la hacienda concluyó la Operación Aguán, que dejó como resultado el aseguramiento de lujosas viviendas, hoteles, haciendas, ganado, predios, entre otros bienes muebles e inmuebles que estaban bajo la tutela de Sierra Orellana y su núcleo familiar.

A Sierra Orellana se le incautaron propiedades en Atlántida y Colón, que incluyen un hotel, una empresa productora de palma africana, ranchos, lotes y hasta un pequeño zoológico dentro de una hacienda.

Sierra Orellana es primo de Javier Heriberto Rivera Maradiaga y Devis Leonel Rivera Maradiaga, los hermanos líderes de los Cachiros.