El Paraíso, Honduras.

Anselmo Murillo Landaverde fue el hombre que acabó con la vida de los pequeños Hilda Orellana (14) y Misael Orellana (11) en El Paraíso, Copán, según la información dada a conocer por la Policía.

De acuerdo con el reporte de las autoridades, Landaverde se llevó bajo engaños a los hermanos a la Hacienda Los Limones, diciéndoles que les iba a regalar un par de loros como mascotas.

Estando allí, supuestamente, el hombre le dijo a la niña Hilda que se fuera a vivir con él, pero la adolescente se negó y en ese momento Landaverde la amenazó de muerte.

El sujeto sacó un arma de fuego y le disparó en dos ocasiones a la niña y también la infirió un balazo al niño, matándolos al instante, de acuerdo con la Policía.

Lea también: Hallan muertos a dos hombres y los vinculan con asesinato de hermanos en Copán

Casa de Anselmo Landaverde.

Matan a Anselmo Landaverde

Luego de cometer el crimen, Landaverde corrió a su casa en la aldea El Pinalito, en donde se refugió, pero el miércoles 15 de junio, cuatro hombres armados llegaron y lo raptaron.

Horas más tarde él fue hallado muerto en el caserío Los Limones, municipio de Izabal, Guatemala.

Entre tanto, la Policía inspeccionó la vivienda del sujeto y halló un revólver 38 mm y ropa de Anselmo con manchas de sangre.

Arma hallada en la casa del homicida.