Tegucigalpa, Honduras.

En audiencia de declaración de imputado se dictó detención judicial contra el alcalde de San Marcos, Santa Bárbara, Pedro Armando Aguilar Orellana, sospechoso del asesinato de cuatro personas.

De esta manera, el edil santabarbarense, capturado este día en la esa localidad, permanecerá detenido en el Fuerte Cabañas (recinto militar) en Tegucigalpa.

La audiencia inicial se agendó para el próximo jueves 1 de diciembre a las 9:30 de la mañana; el arresto del edil lo ejecutó la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) luego de un allanamiento a su vivienda.

Regístrese aquí para acceder a LA PRENSA Premium

Según el Ministerio Público, Aguilar tuvo vínculos con la organización criminal del narcotráfico Los Cachiros, más específicamente con uno de sus testaferros que era administrador del zoológico Joya Grande.

“Al alcalde se le investiga por supuestos nexos con el narcotráfico y con un supuesto testaferro de los hermanos Rivera Maradiaga, quien fue administrador del zoológico Joya Grande”, dice la nota de prensa del MP. En julio de 2020 la Policía de Guatemala lo detuvo junto con otra persona, decomisándole dos cajas que tenían 100 municiones de calibre 22 milímetros y 130 quetzales. Pero, además de eso, se le vincula como líder de una “organización criminal denominada “banda de Pedrito”, en la cual, según la fiscalía, dirige actividades de sicariato.

Siete asesinatos revelados por el MP La acusación que presentó la fiscalía indica que Aguilar fue autor intelectual o material de los asesinatos de María del Carmen Castellanos Fernández, Kevin Ariel Ruíz Ramírez, Guadalupe Milla Claros y Óscar Humberto Ramírez Altamirano. “Todos estos crímenes ocurrieron de enero a junio de 2019”, dijo Jorge Galindo, portavoz del Ministerio Público, a los medios de comunicación.

Pero también, según los registros, el alcalde, en 2016, fue acusado por el asesinato de tres de personas, entre ellas, su suegra Marlen Anabel Luna y sus cuñados Edgardo Salomón Luna y Santos Ángela Alvarado Ramírez, hecho criminal ocurrido el 8 de mayo en el barrio Santa Rosa. Sin embargo, por esa acusación fue sobreseído provisionalmente al no declarar el testigo presencial, pero la causa ya se apeló.