24/07/2024
02:47 PM

Andy y Ever querían darle una casa a su madre en Honduras

Dos hermanos hondureños fueron ultimados a balazos en en Nueva Orleans, Estados Unidos.

Siguatepeque, Honduras.

Una familia de Honduras está devastada por la pérdida de dos de sus miembros, quienes murieron a balazos en Nueva Orleans, Estados Unidos.

Se trata de los hermanos Ever Josué Ramírez Ambrosio (23) y Andy Francisco Ramírez Ambrosio (27). Ellos fueron ultimados por personas desconocidas junto a otro joven identificado como Dwayne Boutain, de 15 años.

Los compatriotas eran originarios de Siguatepeque y, de acuerdo con su familia, habían llegado a suelo estadounidense hace varios años. Estando allá comenzaron a trabajar y se trazaron un objetivo: construir la casa que su madre siempre había añorado.

Regístrese aquí para acceder a contenido exclusivo en LA PRENSA

Daysi Suyapa Ambrosio, madre de los jóvenes ultimados.

Buscan repatriarlos

Doña Daysi Suyapa Ambrosio, progenitora de Andy y Ever, dijo que está preocupada porque no tiene dinero necesario para repatriar los cuerpos.

La acongojada mujer recordó el día en que sus vástagos dejaron su hogar para buscar mejores oportunidades.

Ellos lo que querían era hacerme mi casa, para darme una vida mejor... Me decían que querían sacarme a pasear, porque yo nunca salía. Eran bellos mis hijos, yo les decía a uno mi príncipe y al otro mi vida”, dijo entre lágrimas.

“He buscado de Dios y yo le digo a mi Padre que me dé fuerzas”, concluyó la hondureña, quien pidió ayudó al gobierno para poder ver a sus hijos, aunque sea inertes.

Si usted desea colaborar, puede comunicarse con su familia al número +504 9408-1996.