24/09/2022
08:04 PM

Más noticias

“Eran 12 sujetos”: Madre vio cómo masacraron a su hijo en San Pedro Sula

La madre aseguró que, distinto a lo que dice la Policía, los cinco hombres no eran miembros de alguna estructura criminal.

Tegucigalpa, Honduras.

La madre de una de las cinco víctimas que dejó la más reciente masacre en San Pedro Sula presenció todo lo ocurrido y por poco muere acribillada, según su testimonio.

La mujer, mientras esperaba el cadáver de su hijo afuera de Medicina Forense, reveló que en medio del tiroteo decidió lanzarse al suelo y fingir estar muerta.

También mencionó que los responsables de la masacre fueron alrededor de 12 sujetos que usaban indumentaria parecida a la de la Policía.

“Esa noche llegaron 12 sujetos vestidos con ropa policial, pero yo me fijé que no eran de la Policía, eran delincuentes que salieron por detrás de la casa para atacarlos a disparos”, declaró la acongojada madre.

Aseguró, además, que los criminales comenzaron a disparar sin mediar palabras y a ella sólo la golpearon. También dijo que ese suceso hizo que ahora ya no confíe ni siquiera en la Policía.

“Uno andaba con burros, me golpeó el pie, lo tengo hinchado, me golpearon en la cabeza, me dispararon dos veces en el baño y me hice la muerta”, agregó.

Por último, aseguró que las víctimas de la masacre no estaban vinculada “acciones ilícitas”, sino que “eran personas trabajadoras” y pidió que se haga justicia.

Hipótesis

Una posible venganza entre grupos delictivos es la hipótesis más fuerte que maneja la Policía en torno a la masacre de cinco personas ocurrida la noche del sábado en la colonia Lomas de San Juan, sector Lomas del Carmen, de la Capital Industrial.

Conforme a las primeras pesquisas policiales, el crimen contra los cinco hombres, que según la Policía eran miembros de la Mara Salvatrucha (MS-13), fue cometido por integrantes de la banda Los Aguacates.

Otra de las hipótesis que maneja la Policía es la pelea de territorio entre estos dos grupos delictivos que operan en esa zona.

Las víctimas respondían a los nombres de Margarito Urbina (de 45 años), Óscar Alexander Serrano (de 35), Óscar Ariel Pavón González (de 25), y los hermanos Ricardo Samuel Lagos Castro (de 19) y Gerardo Daniel Lagos Castro (de 16), ambos originarios de Tegucigalpa y se dedicaban a la albañilería.