LA CEIBA. Dos hombres que se conducían en una motocicleta murieron al ser atacados a balazos por desconocidos que se transportaban en un carro.

Las autoridades levantaron los cuerpos como desconocidos, pero horas después familiares reconocieron a uno de ellos como Miguel Ángel Casasola Jiménez (de 35 años) y al otro únicamente como Miguel, quien recién había llegado a la comunidad Piedra Pintada, adonde ambos residían.

El doble crimen se perpetró a la una de la tarde del sábado anterior cuando los motociclistas transitaban por la calle que conduce a la aldea Piedra Pintada, a diez minutos de La Ceiba.

Los cuerpos de los dos amigos quedaron a la orilla del río Juana Leandra el cual baja contiguo a la calle que va a la comunidad. A pocos metros de los cadáveres quedó la motocicleta que iba semisumergida en el río. La Policía investiga el móvil del doble homicidio.