13/08/2022
12:22 PM

Más noticias

“El Coquero” pide procedimiento abreviado al aceptar participación en crimen de Connie Montero

La abogada Connie Montero fue asesinada el 20 de octubre en San Pedro Sula.

San Pedro Sula, Cortés.

A raíz que la Corte de Apelaciones Penal confirmó el auto de formal procesamiento con la medida cautelar de la prisión preventiva contra Edwin Adalid Barrientos Vallecillo, procesado por haber participado en el asesinato de la abogada Connie Gabriela Montero Aguilar el 20 de octubre de 2020, la defensa legal solicitó la vía alterna del procedimiento abreviado.

Una vez que se sometió el recurso de apelación por parte de su defensa, que en su momento consideró injusta e improcedente la medida cautelar de la prisión preventiva decretada por la jueza de Letras Penal en la audiencia inicial, la Fiscalía respondió reafirmando que la resolución fue apegada a ley y no vulneró los derechos del imputado.

Los fiscales sostuvieron que la oposición manifestada por la defensa de Adalid Barrientos, alias El Coquero, sobre la declaración de un testigo, guarda estrecha relación con el resto de pruebas, tal es el caso de las fotografías extraídas de los videos forenses mediante peritajes practicados, que dieron como resultado indicios racionales mínimos.

Por este caso

En septiembre de este año, un sujeto que figuraba en el cártel de los más buscados por las autoridades, fue capturado en la aldea Sabana de Suárez, del municipio de Potrerillos.

José Marvin Lemus Zelaya (28), originario y residente en el lugar de su aprehensión, también es sospechoso de haber participado en el crimen de Connie Gabriela Montero Aguilar.

El ente fiscal indicó que la prueba testimonial en el futuro debe concatenarse con el vaciado telefónico del aparato móvil del encausado, igual sucede con la otra prueba que pretendió descalificar la defensa.

La Fiscalía dijo que el vehículo tipo pick up, color blanco y marca Ford Ranger pertenece a Edwin Adalid Barrientos Vallecillo, según el Instituto de la Propiedad.

Relacionada: Policía identifica a grupo criminal que asesinó a secretaria de tribunales

De acuerdo con las cámaras del Sistema Nacional de Emergencia 911 que captaron la participación de dos vehículos, la otra era la motocicleta marca Italika que concuerda con la declaración del testigo. Fue a él que dichos individuos Edwin Adalid y el sujeto apodado “PM” le pidieron prestada la motocicleta.

Connie Montero fue atacada a balazos mientras se conducía en su vehículo.

A raíz de la resolución, los apoderados legales de Edwin Adalid Barrientos solicitaron al Juzgado de Letras de lo Penal la aplicación del procedimiento abreviado, ya que su defendido aceptó en forma incondicional su participación en los hechos por la muerte violenta de la funcionaria judicial.

Por otro lado, en la audiencia preliminar en la causa contra el segundo implicado en la muerte violenta de la funcionaria judicial, la jueza decretó auto de apertura a juicio oral y público contra José Marvin Lemus Zelaya.

En dicha audiencia, la fiscal que conoce del caso formalizó la acusación al hacer alusión de los elementos probatorios más relevantes de la participación de Lemus Zelaya, conocido como PM, en la muerte violenta de la exsecretaria adjunta. En tanto, la defensa rechazó dicha formalización, aunque también solicitó que se eleve la causa a juicio oral, ya que allí aseguran, demostrarán la inocencia de su defendido.

Las partes procesales tienen cinco días para presentarse a la Secretaría del Tribunal de Sentencia, término para trasladar el expediente.

El crimen de Connie Gabriela Montero Aguilar, quien fungía como secretaria adjunta de la sala tercera del Tribunal de Sentencia, se suscitó el viernes 20 de octubre de 2020 en la 33 calle cuando la ahora occisa hacia fila en su carro esperando la luz verde del semáfor frente a las instalaciones del Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop).

La funcionaria judicial fue interceptada por una motocicleta color anaranjado de la cual se bajó uno de los dos individuos que se transportaba en la misma y le disparó en varias ocasiones al vehículo de la profesional del Derecho. Según los videos del 911, en el asesinato de Montero Aguilar también fue utilizado un automóvil que guiaba a los sicarios y los custodiaba.

Las averiguaciones de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) indican que a la abogada le dieron muerte por motivos vinculados a sus labores. A Eduin Adalid Barrientos Vallecillo la capturaron agentes de la DPI en la calle principal de la colonia La Ceibita, del sector Chamelecón.

Según lo indicado por las autoridades en su momento, Barrientos Vallecillo se dedicaba a transportar sicarios y a la vez les brindaba protección mediante el ocultamiento, para lo cual era contratado por varias estructuras criminales.