29/09/2022
10:02 PM

Más noticias

Desbaratan estructuras de extorsión electrónica y lavado de la Pandilla 18

En una operación ejecutada por la Dipampco en los departamentos de Cortés, Francisco Morazán y Santa Bárbara capturaron a 18 supuestos miembros de esa estructura criminal.

San Pedro Sula

Las autoridades de la Dirección Policial Antimaras y Pandillas contra el Crimen Organizado (Dipampco) le asestaron un fuerte golpe a la Pandilla 18 al capturar ayer a 18 miembros de esa organización criminal que conformaban estructuras dedicadas a la extorsión y lavado de activos.

Las detenciones las efectuaron en una operación antiextorsión que llevó a cabo ese órgano de seguridad en los departamentos de Cortés, Francisco Morazán y Santa Bárbara en coordinación con el Comando de Operaciones Especiales (Cobra), Dirección de Inteligencia Policial (Dipol) con la dirección técnico-jurídica del Ministerio Público.

La operación consistió en 17 allanamientos de domicilio. Las operaciones se desprenden de un requerimiento fiscal que se presentó ante un juez con jurisdicción nacional en materia de extorsión y la Fiscalía Especial contra el Crimen Organizado a través de la Sección Antiextorsión, que desde hace varios meses viene trabajando en las investigaciones del caso identificado como “clicas” de la Pandilla 18.

Las labores de inteligencia e investigación que están detrás de este caso han reflejado las formas en la que operan las estructuras delictivas de esta organización criminal, quienes haciendo uso de transferencias a través de billeteras electrónicas de sistemas de envío y bancos recaudaban fuertes sumas de dinero por concepto de extorsión.

Las autoridades de la Dipampco informaron que identificaron que estos individuos a través de estas transferencias electrónicas que exigían como pago de extorsión a comerciantes de la zona central y noroccidental lograban mover millonarias cantidades de dinero, por lo que desde hace varios meses se venían siguiendo las líneas de investigación basadas en las primeras denuncias interpuestas por parte de varias víctimas.

Remesas

La Dipampco dio a conocer que también se tiene rastro financiero de los productos bancarios de una de las personas capturadas ayer, quien contaba con más de sesenta remesas hechas a su nombre y las que recibían tanto de diferentes lugares como también de destinatarios.

En San Pedro Sula capturaron a 12 personas y una más en Santa Bárbara, y se informó que de esas, once fueron remitidas a la Fiscalía por suponerlas responsables de delitos como extorsión, lavado de activos y asociación para delinquir, y dos de ellas para efectos de investigación.

En los allanamientos ejecutados en la colonia Jerusalén y la Planeta, del municipio de La Lima, decomisaron una considerable cantidad de recibos de transferencias electrónicas, siendo estos retiros de cobros de extorsión por parte de estos integrantes de la Pandilla 18.

Datos

1_Las autoridades de la Dipampco informaron que las personas que están siendo víctimas de extorsión pueden denunciar a través de la línea 143.

2_En San Pedro Sula capturaron 12 personas en las colonias Jerusalén y Planeta. En Tegucigalpa hubo cinco detenciones y una en Santa Bárbara.

Se informó que en la capital de la república fueron cinco los allanamientos desarrollados en las colonias Alemania, Centroamericana, La Betania, 14 de Marzo y el Tablón, los cuales permitieron capturar a cinco integrantes de esa estructura delictiva de la Pandilla 18, quienes eran los encargados de mover el dinero que exigen por concepto de extorsión en esta ciudad.

Dentro de lo decomisado en todos los allanamientos se encuentran varios teléfonos celulares, un sinnúmero de tarjetas SIM, los cuales se presume utilizaban para amenazar a víctimas y anclarlos a las cuentas de sistemas de envíos y bancarias para reclamar la extorsión.

También decomisaron computadoras, tabletas, varios comprobantes de depósitos, tarjetas bancarias, notas manuscritas que detallan números de teléfonos de víctimas, se decomisó también dinero en efectivo y varios paquetes con supuesta droga.

A través de sistemas de envíos y cuentas de bancos cobraban altas sumas de dinero, según la Policía.