18/07/2024
09:35 AM

El 19 de marzo darán sentencia por asesinato del padre “Quique”

José Martín Guzmán Maldonado y Nelson Ariel Lara Pineda habían sido declarado culpables por el asesinato del padre José Enrique Vásquez Cálix.

El Progreso, Yoro

La Fiscalía del Ministerio Público pidió este martes una pena de 30 años de prisión para Nelson Ariel Lara Pineda y para José Martín Guzmán Maldonado 25 años por el asesinato del sacerdote José Enrique Vásquez Cálix.

El próximo 19 de marzo de 2024 en El Progreso, Yoro, se dará a conocer la sentencia condenatoria para los asesinos del padre “Quique”.

Nelson Lara es acusado de asesinato y portación ilegal de armas y José Guzmán de asesinato.

El cuerpo del padre “Quique”, como era conocido por la feligresía de Morazán, Yoro, fue encontrado la noche del 3 de marzo de 2022 en el puente La Regina, en el municipio de Morazán.

Las últimas horas del padre Quique: Sicarios lo arrodillaron y acribillaron

El 5 de febrero de 2024, un tribunal de sentencia los había declarado culpables por el asesinato del padre José Enrique Vásquez Cálix.

Nelson Lara y José Guzmán.

Investigaciones del crimen

De acuerdo con las investigaciones, los condenados le salieron al paso al sacerdote en las cercanías del puente Regina, de Morazán, y como el padre “Quique” los conocía paró la marcha de su carro doble cabina.

Una vez que el sacerdote paró el vehículo, Guzmán Maldonado y el menor, con dos individuos más lo asaltaron. Cuando el cura estaba afuera del carro quiso huir y fue cuando uno de los capturados a quien identificaron como Jorge Martín Guzmán Maldonado le disparó y lo hirió en el abdomen.

El sacerdote ya herido corrió y se cayó unos metros adelante porque la herida lo debilitó y el otro apresado, el menor de edad, le disparó en dos ocasiones, lo que le provocó la muerte de inmediato, según las investigaciones.

Los homicidas se llevaron el carro de José Enrique Vásquez Cálix y lo dejaron abandonado en Victoria, Yoro, a unos 16 kilómetros del lugar adonde mataron al párroco.

Se informó que los detenidos confesaron que mataron José Enrique Vásquez Cálix porque temían que los denunciara.

A padre “Quique” lo habrían ultimado cerca de la 1:00 pm del miércoles 2 de marzo y su cuerpo fue levantado a eso de las 5:00 pm e ingresado en la morgue de San Pedro Sula como desconocido en horas de la noche.

Al día siguiente, el cadáver fue identificado en la morgue y su carro fue encontrado abandonado. Los agentes de la DPI y de Dipol a cargo del caso iniciaron las investigaciones y con base en declaraciones de testigos lograron unos retratos hablados, los que junto con otra información sirvió para identificar a los sospechosos.