11/08/2022
02:41 PM

Más noticias

Celos causaron muerte de Miss Honduras Mundo y su hermana

Según lo recabado por los cuerpos de Inteligencia, un pleito entre Sofía Alvarado y Plutarco Ruiz acabó en tragedia.

Santa Bárbara, Honduras

La causa por la muerte de la Miss Honduras Mundo, María José Alvarado, y su hermana Sofía Trinidad salió a la luz pública tras el hallazgo de los cuerpos de ambas mujeres.

Lo que sería la fiesta para celebrar los 32 años de Plutarco Antonio Ruiz Rodríguez, novio de Sofía, terminó siendo la peor pesadilla de la que el pueblo santabarbarense tenga registros.

La celebración que desde el domingo 9 de noviembre fue planificada por la hermana de la reina hondureña, no solo acabó con su vida, sino con la de María José.

La emoción invadía en Sofía, la fiesta que organizaba era el mejor regalo que le daba a su novio después de que se habían reconciliado tras estar distanciados por un pleito de parejas por varios días.

Sofía, quien era inseparable de su hermana María José, la incluyó en el listado de invitados, pese a que ella se encontraba en La Ceiba ultimando detalles para su participación en el certamen Miss Honduras Mundo.

El jueves, 13 de noviembre, Plutarco llegó a la casa de Sofía en el barrio Las Galeras y recogió a su novia para ir al balneario La Aguagua, a la celebración; durante ese tiempo la pareja, en compañía de varios amigos de ambos, comieron y tomaron, esperando que a las 6:00 pm, María José arribara de Tegucigalpa para unirse a la fiesta privada que tenían en el centro de recreación.

Disparó primero a Sofía

La bella joven al llegar al balneario se unió a la fiesta, compartió con los amigos, comió y tomó algunas copas, según las indagaciones realizadas por los cuerpos de inteligencia.

La celebración se prolongó, pero desde las 9:00 pm el ambiente se tornó tenso, una discusión en plena pista de baile del balneario entre Sofía y Plutarco interrumpió la alegría que reinaba en la fiesta de cumpleaños.

Al calor de las copas, los ánimos se caldearon. Ver a Sofía bailando con otro hombre enfució a Plutarco.

Según los relatos, pese a que los amigos intentaban calmarlo, el enojo se reflejaba en su cara, enrojecida por la cólera.

Nadie da razones sobre cuál era el motivo del disgusto entre ambos, pero cuando el reloj marcaba las 11:00 pm, la discusión se salió de control y ante los gritos de ambos, Sofía intentó marcharse del lugar, lo que enfureció aún más a Plutarco, quien sacó su arma, una pistola nueve milímetros y le disparó en la cabeza.

Tras las detonaciones, varios de los invitados salieron corriendo del local, menos María José.

Al ver a su hermana herida, la joven se lanzó sobre su cuerpo ensangrentado y le gritó airadamente a Ruiz por lo que acababa de hacer.

Tras los reclamos y acusaciones, Plutarco no dudó en matarla también y mientras María José defendía y abrazaba a su hermana herida sollozando con miedo de que muriera, el que consideraba su cuñado le disparó a ella por la espalda, relataron los testigos a los cuerpos policiales.

Las autoridades tienen un su poder las armas de los dos principales sospechosos del crimen de la reina hondureña y su hermana, Plutarco Ruiz y Aris Maldonado.

Las entierra

Según testimonios en poder de las autoridades, tras el hecho criminal, Plutarco habría ideado un plan para ocultar el crimen y al parecer amenazó a Aris Maldonado Mejía y a otros acompañantes para que le ayudaran a subir los cuerpos de las muchachas al pick up color blanco sin placas que conducía para irlas a enterrar.

“Las vas a enterrar o te mato a vos y tu familia”, aseguran que dijo Plutarco para que lo ayudaran a ocultar los cuerpos de las dos jovencitas.

Según lo informado, los acompañantes se vieron obligados a cooperar. Los hombres subieron los cuerpos al carro y los llevaron hasta Peña Grande, a orillas del río Aguaga donde bajo un árbol de guanacaste los enterraron.

Coartada

La frialdad con la que actuó Plutarco, conocido en la cabecera de Santa Bárbara como Paco, no tuvo límites.

Según lo recabado, él reaccionó sorprendido cuando Teresa Muñoz lo llamó para preguntarle por sus hijas. Mostrándose preocupado dijo no saber de ellas.

Para las autoridades el cinismo del novio de Sofía no tuvo límites.

Cuando fue llamado como testigo declaró que las jóvenes se habían marchado de la fiesta con tres desconocidos. Pero su coartada no fue creíble, ya que su relato no coincidía ni tenía lógica. Cómo era que la mujer que decía amar se fuera del lugar con personas desconocidas.

Pese a la búsqueda e investigaciones, el lunes Plutarco llegó a la casa de su suegra para que le mostrara fotos de las dos hermanas y ver si en alguna de ellas aparecían los tres supuestos hombres que decía él, se habían llevado a las muchachas.

Un día después fue arrestado, hundido por el relato de uno de sus amigos de fiesta.

En el lugar de la exhumación realizada en el municipio de Arada se reveló que María José tenía una pierna estirada y la otra doblada.

La fosa clandestina fue descubierta desde el sábado por un poblador que pasa todo los días por ese sector, según se informó preliminarmente.

María José Alvarado viajaría este miércoles a Londres, Inglaterra, para participar en el certamen de belleza Miss Mundo.

En un comunicado, la organización lamentó la muerte de la joven y su hermana, y anunció que el próximo domingo se ofrecerá un servicio por su memoria.