Tegucigalpa, Honduras.

El Ministerio Público informó que el pasado jueves 21 de abril, se presentó en Tegucigalpa, de forma voluntaria la abogada Rosibel Estrada Alvarado, quien laboraba en la unidad legal de la Policía Nacional en San Pedro Sula y sobre quien pendía una orden de captura.

La imputada es acusada por el delito de trata de personas en perjuicio de testigos protegidos y se presentó a audiencia ante un juez con jurisdicción nacional, quien le decretó arresto domiciliario, pese a que el artículo 184 del Código Procesal Penal establece que en este delito no se puede otorgar medidas sustitutivas distintas a la prisión preventiva.

La audiencia inicial se programa para el próximo 9 de mayo en Tegucigalpa. La Fiscalía de la Niñez informó que la acusada era investigada desde el año 2009, donde según detallan aparecía como socia de un night club en San Pedro Sula.

Según investigaciones ella era la encargaba de recibir a las muchachas colombianas y centroamericanas que del extrajeron traían para ofrecer sus servicios sexuales en el lugar, el que era visitado por policías, jueces y hasta fiscales, informaron.