29/09/2022
10:02 PM

Más noticias

Anapo: Nadie da respuestas a diez días de mortal entrenamiento

Conadeh espera los informes de resultados de las autopsias para denunciar el caso ante el Sistema Interamericano de DD HH.

TEGUCIGALPA. Diez días transcurrieron desde el mortal entrenamiento en las instalaciones de la Academia Nacional de Policía (Anapo) que terminó con la vida de tres aspirantes a oficiales, cuyo caso sigue en la impunidad.

En dos semanas, un equipo multidisciplinario de la Fiscalía Especial de Delitos contra la Vida, la Fiscalía Especial de Derechos Humanos y la Fiscalía Local de La Paz ha sido incapaz de dar una respuesta a los familiares de las víctimas.

Tampoco dan respuesta de lo sucedido el domingo 11 de septiembre la Secretaría de Seguridad ni la Dirección de Asuntos Disciplinarios Policiales (Didadpol), quienes no han emitido sanciones disciplinarias contra los responsables.

“Me gustaría que el Estado y la Academia respondan”, exhortó ayer el padre de uno de los fallecidos.

Datos

El 11 de septiembre de 2022. Un total de 495 profesionales universitarios se presentaron a la Anapo como aspirantes a oficiales y se sometieron a los entrenamientos, donde lamentablemente 34 personas resultaron afectadas y tres perdieron la vida.

Los fiscales aducen que es muy pronto para dar con el resultado de las investigaciones. El riesgo —de acuerdo con diversos sectores de la sociedad— es que el caso pase a engrosar los archivos y quede engavetado en el Ministerio Público (MP), como ha sucedido con otros expedientes denominados de alto impacto.

El pasado 11 de septiembre, 495 personas llegaron a las instalaciones de la Anapo como nuevos aspirantes a oficiales del ente policial y recibieron la instrucción —como parte de las pruebas físicas— de correr en la cancha ubicada en las instalaciones cargando con sus maletas.

Al menos 34 personas resultaron afectadas en su salud en el momento en que realizaban prácticas de entrenamiento, al presentar cuadros de vómito, deshidratación e incluso desmayos, por lo que fueron trasladadas a dos centros hospitalarios.

Inicialmente, dos aspirantes a oficiales identificados como Jairo Josué Martínez Cruz y Ronal Javier Coello Coello perdieron la vida horas después del incidente. La tercera víctima, Kevin Mejía, médico de profesión, murió el 19 de septiembre en un hospital privado de la capital donde estaba en cuidados intensivos.

Demanda internacional

Ayer el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) informó que denunciará los hechos ocurridos en la Anapo ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Blanca Izaguirre, titular del Conadeh, señaló que “todos los actos violatorios de los derechos humanos que se cometan desde la institucionalidad y, sobre todo, de la institución de seguridad pública del país, van a incurrir en responsabilidad”.