Tegucigalpa, Honduras.

Una empresaria que había sido reportada como desaparecida y su chófer fueron hallados muertos a balazos en la ciudad de Siguatepeque, zona central del país.

La mujer fue identificada como Ana Jackeline Sorto Manueles (48), quien era originaria de La Esperanza, Intibucá, y el ciudadano que fue pereció junto a ella se llamaba Cristian Santos.

De acuerdo con la información preliminar, los cuerpos presentaban varias perforaciones de bala y yacían cerca de una quebrada del sector conocido como Villa Alicia.

Se presume que la mujer había viajado desde su ciudad hasta Comayagua por motivos de negocio, pero en el camino fue raptada por sujetos desconocidos.

Familias habían reportado su desaparición desde el pasado 3 de agosto y se presume que habría sido ejecutada ese mismo día, pues sus restos ya comenzaban a descomponerse.

Cifras

De acuerdo con la Policía, la tasa homicidios en Honduras, una de las mayores de América Latina, pasó de 38,9 asesinatos por cada 100.000 habitantes en 2020 a 41,7 en 2021, aunque proyectan una disminución en 2022.

“El crimen organizado continúa afectando a la sociedad hondureña y obliga a muchas personas a abandonar el país”, expone la organización internacional Human Rights Watch en su Informe Mundial 2022.

Por otro lado, la tasa de homicidios en el primer semestre de este año fue de 18,47 por cada 100.000 habitantes y 41,71 el año pasado, entre las diez más altas del mundo, según Naciones Unidas

La presidenta Xiomara Castro, que asumió en enero de este año, ha prometido combatir el tráfico de drogas.